Archivos Mensuales: marzo 2012

Tiempo de pasión y sol. Cultura popular

Estándar

Tambores redoblantes llevan meses tensando sus cueros. Tronos vacíos, mecidos por la ciudad, ya conocen el camino. Dulces dorados colman vitrinas y sol tibio hora si, hora no saluda tras las nubes.

La expectación se puede masticar. Se arremolinan las gentes por las esquinas y se va generando el clima. El clima de pasión.

No quería dejar pasar la ocasión de expresar mi relación con la Semana Santa. Me declaro no creyente y sin embargo abrazo estas fechas con emoción, el maestro Morente participaba también de este sentir. Estos días no dejan de remover en mí, experiencias de la infancia que a día de hoy sigo entretejiendo y sumando. Nacer en Andalucía, sin duda, ha marcado mis vivencias, no puedes pasarlo por alto, o te gusta o lo aborreces. Las ciudades se paralizan, se transforman, se entregan.

Hasta allí donde recuerdo, siempre he formado parte de la música que vela Vírgenes y Cristos. Ansiaba que llegara el momento de compartir, lo que con tantos meses y mimo preparábamos en el local de ensayo. El esfuerzo confluía en muy pocas fechas al año, era mucha la ilusión y poco lo que pesaban las horas procesionando, que ahora me producen vértigo. Vivías desde dentro la pasión, el fervor, los nervios, los olores que te impregnaban. Incienso y vela.

He pensado mucho sobre ello y vislumbro dos pilares que magnifican la recepción de los eventos relacionados con la Semana Santa. El tratarse de actos que se desarrollan en masa y la vinculación de un pesar particular con una pasión trascendental, global. Me explico, el individuo cuando forma parte de un conjunto social o aglomeración, multiplica su actitud, Elias Canetti, entre otros, habla de esto en su Masa y poder. Muchas personas confluyen en una voluntad única, siendo un instrumento importante en política, por ejemplo. Nunca me ha gustado el fútbol y durante un tiempo viví junto a un estadio y cuando miles de voces se expresaban a una me embargaba la emoción, permanecía en silencio esperando escucharles para participar de ese espíritu colectivo, macrocósmico. Lo mismo siento cuando esperando el paso de la figura procesional se hace el silencio y la concurrencia se estremece al unísono. Los ojos se empañan de emoción, y no sabes muy bien por qué, pero estás contagiado.

Del mismo modo vivir emociones tan dolorosas como un martirio, una condena, una traición, un entierro, una madre desolada, así, en plena calle, subrayadas todas ellas por la belleza de la escultura y exaltadas por la emoción de la música, hace que conectemos con sensaciones internas transformando lo que nos embarga por fuera en metáfora de lo que nos llena por dentro: experiencias de enfermedad o pérdida vividas en primera persona o tristeza abstracta que no se nos permite vivir en el día a día.

Todo ello conforma un espectáculo del pueblo y para el pueblo. Carácter latino que necesita vivir las emociones hacia fuera. Carácter que a fuerza de sol se forja en la calle y que como toda actividad humana se forra de arte, de expresión de cultura.

 

INFIERNO Y GLORIA

 Nieve ondulada reposa.
Olalla pende del árbol.
Su desnudo de carbón 
tizna los aires helados.
Noche tirante reluce.
Olalla muerta en el árbol
Tinteros de las ciudades
vuelcan la tinta despacio.
Negros maniquís de sastre
cubren la nieve del campo
en largas filas que gimen
su silencio mutilado.
Nieve partida comienza.
Olalla blanca en el árbol.
Escuadras de níquel juntan
los picos en su costado.
           ***
 Una Custodia reluce
sobre los cielos quemados,
entre gargantas de arroyo
y ruiseñores en ramos.
¡Saltan vidrios de colores!
Olalla blanca en lo blanco.
Ángeles y serafines
dicen: Santo, Santo, Santo.

Romancero Gitano Federico García Lorca

 

Carmen Linares al cante y Rafael Riqueni a la guitarra. Honra de los macarenos.

 

Ahora solo me queda, romper una lanza por mi tierra. Alma gitana, música y poesía, cultura y arte que brama, sea cual sea el signo político que la tercia.

Ya se escuchan los tambores. Redoblan e inundan la tierra. Llorando por la injusticia, penando por el delirio. Delirio del hombre que al hombre agrede. Temblando por los confines. Quejío del desvarío.

 

Summertime

Estándar

Barrio miserable de Catfish Row. Charleston. Carolina del Sur.

El calor al anochecer se hace insoportable, el muelle cercano con su pegajosa humedad salada emponzoña aún más el ambiente. Al fondo el maullar de un gato solitario que en vano encuentra el aliento. Cae la noche. Noche de sábado que anima a los vencidos vecinos alrededor de una mesa de juego. Tamborilean los dados. Larga es la jornada, grande es el cansancio. Alcohol que se derrama y voces que se afrentan. Y ella espera fuera, con una criatura en los brazos. Atraviesa su voz el aire y proyecta cristalina una canción dolorosa que viene a acallar al hijo que se enreda en su pecho. Negrito y mojado en sudor, contempla el rostro de su madre con regocijo ahíto de consuelo.

En este clima se interpreta la famosísima aria Summertime de la ópera de George Gershwin Porgy and Bess. Historia de amor del negro Porgy y de la bella negra Bess. Esta celebre melodía es más conocida, si cabe, por sus versiones en clave de jazz, pero pertenece originalmente al principio del Acto I de la ópera que nos cuenta las vicisitudes de los vecinos de Catfish Row, barrio negro de pescadores. La ópera fue estrenada en 1935, Gershwin combina en ella elementos de jazz con música orquestal.

Por este carácter híbrido Porgy and Bess fue rechazada por el Metropolitan de Nueva York, estrenándose en Boston. Concebida para una compañía de voces negras por su carácter jazzístico y por los elementos de negro spirituals. No fue hasta 1955 que un cantante negro pudiera subirse al escenario del Metropolitan.

George Gershwin hijo de inmigrantes rusos consiguió el sueño americano a pesar de su prematura muerte, vivió en todos lo barrios humildes de Nueva York y terminó viviendo en una gran mansión de Hollywood. Su formación estuvo estrechamente relacionada con el musical y la música ligera, alcanzó gran reconocimiento en Broadway. Entre sus composiciones destaca Un americano en París, llevada al cine por Vincente Minelli e interpretada por Gene Kelly y Leslie Caron.

Viajó a París para conocer a Ravel y mostrarle su obra con la pretensión de tomar clases con él, a lo que el maestro respondió “Es usted un Gershwin de primera, ¿para qué quiere usted ser un Ravel de segunda?”. A su vuelta a Nueva York compuso la ópera que nos ocupa, escuchémosla:

G. Gershwin: “Summertime and the livin’ is easy” (Clara y coro), Porgy and Bess. Harolyn Blackwell (soprano), London Philharmonic Orchestra, The Glyndebourne Chorus y Sir Simon Rattle (director). Letra de DuBose Heyward e Ira Gershwin.

Summertime,                                                    Días de verano
And the livin’ is easy                                      Y la vida es fácil
Fish are jumpin’                                              Los peces saltan
And the cotton is high                                   Y el algodón está alto

Your daddy’s rich                                            Tu papá es rico
And your mamma’s good lookin’                Y tu mamá es preciosa
So hush little baby                                          Bebé calla
Don’t you cry                                                    No llores

One of these mornings                                  Una de estas mañanas
You’re going to rise up singing                   Vas a levantarte cantando
Then you’ll spread your wings                    Entonces extenderás tus alas
And you’ll take to the sky                              Y tomarás el cielo

But till that morning                                      Pero hasta esa mañana
There’s a’nothing can harm you                No hay nada que pueda hacerte daño
With daddy and mamma standing by       Con papá y mamá junto a ti

Summertime,
And the livin’ is easy
Fish are jumpin’
And the cotton is high

Your daddy’s rich
And your mamma’s good lookin’
So hush little baby
Don’t you cry

Absolutamente delicioso ¿verdad? pero no me quería despedir de vosotros sin traeros esta fantástica versión jazzística (si la usáis con un bebé cuidado con la trompeta del principio).
G. Gershwin. “Summertime”. Ella Fitzgerald y Louis Armstrong con Russell Garcia’s Orchestra. Letra de DuBose Heyward e Ira Gershwin.
George Gershwin se convirtió en el compositor de la época dorada de Estados Unidos, los felices años veinte. Eso necesitamos, una época dorada, adormilada y feliz os invito a ensimismaros y soñar con tiempos dulces y días de verano.

Lactancia materna y culpabilidad

Estándar

A raíz de la lectura de un artículo del diario El Mundo: ¿Y si no doy el pecho seis meses? vinieron a mi mente multitud de pensamientos que ya bullían y pensé que era el momento de ordenarlos.

El artículo se pregunta qué ocurre con las mujeres que no dan el pecho o que no culminan como mínimo los seis meses aconsejados por la OMS, proclama que pueden sentirse culpables y que la presión social es muy grande.

En primer lugar resuena en mi cabeza la palabra CULPABILIDAD, es un concepto que parece perseguir a las mujeres, cuando lo que somos no se corresponde con lo que se espera de nosotras. Si no tienes hijos, mal. Si los tienes, peor, ya estás fuera del juego y no porque lo decidas libremente. En el tema del aborto, ni entramos, mal, mal y peor, hagas lo que hagas. Si no das el pecho, actitud horrible. Pero si lo das, ojo, ni se te ocurra adelantar las tomas antes de que hayan transcurrido tres horas, que no se duerma en tus brazos y del colecho ni hablamos. Y se me olvidaba, si das el pecho, solo el tiempo prescriptivo que se acepta socialmente, no se exactamente de cuanto tiempo hablamos pero antes de que te des cuenta ya te miran de reojo porque tu hijo es demasiado mayor. Continúo, si trabajas, fatal, ¿quién cuida a tus hijos? ¿Y si no lo haces? ¡Por favor, con los tiempos que corren!

La indignación comienza en el estómago y me sube hasta que me arde el rostro. Estoy cansada hasta decir ¡BASTA!

La infantilización de la mujer es continua. Señores y señoras basta ya. Pienso que somos todos adultos y que estamos capacitados para decidir según nuestras expectativas, conocimientos y sentimientos. También he escuchado hablar de la presión por parte de lobbies de lactancia y esto me pone un poco nerviosa, a saber, ahora conocemos los infinitos beneficios de la lactancia materna y también el bajo porcentaje de éxito, por lo que lógicamente en los centros de salud se promueve y aconseja y los hospitales están forrados de pósters que indican la postura adecuada en las alas de maternidad, como en la sección de odontología se especifica con gráficos como cepillarnos de manera adecuada los dientes.

Los grupos de lactancia vienen a cubrir una necesidad esencial de nuestra sociedad y no a reprochar o perseguir a las madres que deciden dar biberón. Pienso que adolecemos de una desinformación infinita, mitos desafortunados, consejos nefastos, una cultura visual de la lactancia deficiente, represión, y falta de naturalidad total. Estas son algunas de las causas que conducen al fracaso de la lactancia. Tampoco quiero pasar por alto la insuficiente baja maternal de 16 semanas, ¿cómo podemos ofrecer 24 semanas de lactancia exclusiva a nuestros hijos, con semejante permiso? Es en estas circunstancias donde se complica todo y las madres que quieren seguir dando el pecho tienen que renunciar a sus empleos, pedir reducciones y excedencias o trabajar desde casa. Y esto es una decisión personal impregnada de entrega.

En el artículo hablan de que la lactancia exclusiva durante seis meses para algunos padres es “un objetivo poco realista”. ¡Cómo me llena de tristeza que hayamos llegado a este punto! ¿Es poco realista que un bebé humano se alimente de la leche de una madre humana? Tenemos que luchar por los cambios políticos que proporcionen el tiempo y por la información de calidad que resuelva las interferencias que se producen en el proceso, para no encontrar más madres frustradas, que no culpables, porque han querido y no han sabido cómo. Erradiquemos la culpabilidad, porque sobre el cuerpo de una mujer sólo decide ella y las que decidan libremente y con madurez que prefieren otra cosa, no deben ser juzgadas, ni censuradas.

Distinto es que tengamos que “comulgar con ruedas de molino” y aclamar la leche de fórmula como la mejor manera de alimentar a nuestros hijos. La ciencia avanza irremisiblemente, aunque le volvamos la espalda. Enseñemos a nuestros hijos creacionismo, si nos place, cambiando si es preciso los libros de historia, pero  conscientes de lo que decidimos y conociendo que la verdad es otra y se llama evolucionismo.

Crisis acuática. Un delfín asustado

Estándar

Pues sí, hemos tenido una crisis acuática importante que se ha prolongado durante mas de un mes. Todo comenzó no sabemos muy bien como, tenemos nuestras teorías, pero el hecho es que Marco ha sufrido un miedo atroz a la hora del baño. (El enlace es de un artículo muy interesante y recomendable al respecto).

Os pongo en antecedentes: el momento del baño es placentero, lúdico y pausado. Sobre las 19:30 cada dos días en invierno, en una bañerita chulísima que colocamos en el plato de ducha, (el espacio es un bien preciado en estos tiempos) con todo lujo de pingüinos flotantes, botes de champú, canciones y aplausos. No obstante ya habíamos observado que el baño en otro lugar que no fuera en casa no era una posibilidad, le producía pavor el solo hecho de desvestirlo. A esto tengo que añadir que el niño va a natación dos veces por semana con su padre sin ningún problema en este aspecto, ya que se duchan juntos y felices.

Pues bien, un día aciago, al contemplar el agua preparada, calentita y espumosa se agarró a mi cuerpo y comenzó a llorar con auténtico pánico, al aproximarme a la ducha se agarraba a las puertas con auténtica desesperación, plegaba sus piernas y daba alaridos de terror si la punta de sus dedos tocaba el agua. Cundió el pánico.

Cuando todo va bien, todo es estupendo, pero cuando encuentras contratiempos, parece que se nubla la razón. El niño brama y nosotros, sus padres, empezamos a discutir, llegan las recriminaciones, ¿qué ha salido mal? ¿qué ha cambiado? ¿lo fuerzo, lo mojo? ¿cómo no lo baño? Mas que baño fue un leve lavado y a la próxima nos vemos las caras.

Después del impacto inicial, una vez calmados y sin llanto en derredor, acordamos tomárnoslo con mas calma, no obligarle, y si era necesario pasar por varios lavados antes de volver al ansiado baño. Así lo hicimos, en un par de ocasiones accedió a la bañera pero no a sentarse en ella, también nos metimos con él abrazadito, unas veces con su padre y otras conmigo. Compramos un “bote de burbujas” y fue bajando poco a poco la guardia, pero no fue hasta que llegó a nuestras vidas una canasta de ventosas, que el pequeño Marco se relajó a ratitos. Lentamente hemos recuperado la normalidad, pero hemos tenido momentos de ansiedad y pena, había un miedo real por parte del niño y eso es difícil de manejar y tratar, todavía no habla y no tengo manera de saber hasta que punto comprende mis explicaciones, aún así, pienso que no hay que dejar de dárselas ya que puede captar perfectamente el tono.

He aprendido muchas cosas atravesando este trance, hay que buscar la calma, sin culpabilidades por haberla perdido, siempre volver a ella para transmitírsela al niño. No menospreciar los miedos o sentimientos ajenos, siempre tienen una razón de ser que hay que respetar, tengas la edad que tengas. Y fijarse objetivos abiertos con mucha paciencia, nos planteamos darle todo el tiempo que necesitara y confiamos en él y en que cuando estuviera preparado volvería a disfrutar de sus pingüinos y de su nueva canasta.

3×3 dice mucho de una

Estándar

Este Post es de cómo nos relacionamos las mamás blogueras, cómo damos pasos para conocernos mejor, vestimos el armazón de nuestros avatares y ponemos vivencias y cotidianidad detrás de las mujeres que nos escuchan y comparten experiencias con nosotras.
Recibo este juego y esta flor de la mano de Colo de Buceando en mi, gracias por pensar en este blog y en su humilde autora. Sabes como me encanta leerte y agradezco el cariño que demuestras.
El juego consiste en ir desgranando un cuestionario, añadir tres nuevas sugerencias y pasarlo a otros tres blogs. Y comenzamos!
3 cosas que agradeces al día de hoy:
Los abracitos de Marco
El sol en mi cara, en mi pelo, en mis hombros
Las palabras que llegan a su destino

3 cosas que más te gusten de tu físico y por qué:
Mis manos porque son pequeñas
Mi pelo liso, liso y oscuro
Mis ojos, grandes, oscuros y gitanos
3 cualidades de tu persona que más destacas:
La empatía
La generosidad
El entusiasmo
3 deseos para este año que empezamos:
Engendrar a un nuevo hijo
Seguir respondiendo preguntas que me conecten conmigo misma
Que mi entorno encuentre también las respuestas que necesita
3 fechas importantes para vosotros:
El primer encuentro 19-9-2002
Nuestra boda poco usual 28-5-2010
El nacimiento de Marco 14-10-2010
3 regalos que hayais recibido en estas fechas:
Mi Kindle, que adoro
Un gorro de lana que no estoy pudiendo usar por la irrupción de Lorenzo
Unas botas moradas que son una obra maestra
3 lugares en los que has estado y te gustaría volver a estar:
Uff, difícil elegir, tres al azar: Nueva York
San Cristobal de las Casas
Shanghai
3 motivos por los que te gusta formar parte de la blogosfera:
Porque me gusta escuchar y ser escuchada
Encuentro vidas similares y paralelas
Y me llena de alegría conectar, dar cariño y recibirlo
3 libros favoritos:
La insoportable levedad del ser. Milan Kundera
El cuaderno dorado. Doris Lessing
Nubosidad variable. Carmen Martín Gaite

3 cosas que te gustaría hacer y que todavía no has hecho:
Vivir en el extranjero
Tocar en una ópera
Terminar Bellas Artes y pintar sin parar una temporada
3 sitios donde no has estado, pero te gustaría visitar:
Sudáfrica
Canadá
Japón (por ejemplo, mmm y Australia, y Nueva Zelanda y Marruecos…)
 3 de tus comidas favoritas:
Bamba de nata
Jamón (ibérico si puede ser)
La pasta artesanal, ayyy que hambre me está entrando
3 olores que te gusten:
El olor de las personas que quiero, especialmente mi niño
Repostería con chocolate cuando se termina de hornear
Las flores que huelen cuando anochece
3 sueños: (¿cumplidos?):
Ser madre
Vivir de interpretar música
Saberme querida
3 personas:
¿sólo tres? Marco
Mi amor
Y todos los demás
3 colores:
Verde esmeralda
Verde pistacho
Verde limón
3 nombres de chica:
Maia
Naia
Sonia
3 nombres de chico:
Marco
Diego
Orfeo
3 estados de ánimo que sueles tener a menudo:
Alegre
Melancólico casi neurótico, según el caso
Entusiasta
3 momentos de tu vida:
El nacimiento de Marco
La primera vez que toqué con una orquesta (y la segunda, y la tercera ;-))
La primera cita con mi amor
3 animales:
Gato
Según que perros
Los pájaros
3 canciones:
Consagración de la Primavera. Stravinsky
Concierto para clarinete. Aaron Copland
Quinteto de cuerda y clarinete. J. Brahms

3 películas:
Drácula. Copolla
Vértigo. Hitchcock
Annie Hall. Woody Allen

3 sitios de la ciudad en la que vives:
La Alhambra y sus inmediaciones
El paseo de los tristes
La plaza de Santo Domingo
3 mentiras piadosas:
Esto se me da tan mal…
Bueno hay una ¿te he despertado? Noooo, que va, estaba por aquí haciendo cosillas
Soy tan diplomática que no me hace falta decir mentiras 😉
3 personajes públicos que te repateen:
Jose Mª Aznar
Mª Dolores de Cospedal
Eduard Estivill (por mencionar algunos nacionales)
3 cuentos infantiles:
Hansel y Gretel
Peter Pan ( 😉
Alicia en el país de las maravillas
3 cosas que te recuerdan a tu niñez:
Las tortas de azúcar
El comecocos
Las barriguitas
3 juegos de mesa:
El monopoli
El trivial
El ajedrez
3 personajes públicos que te gusten:
Gaspar Llamazares cuando no toca el tema de la maternidad
Eva Hache
Rafael Nadal (jajaja, que me encanta)
3 personas (púbicas o no) a las que admires:
A mi amor porque es tan inteligente y tan guapo, tan ingenuo, tan bonico…
A mi madre por ser tan generosa, toda amor, contra viento y marea.
Y a toda la gente de mi universo por entenderme, quererme, aguantarme…
3 cosas que harías/comprarías… si te tocara un premio muy gordo en la lotería:
Si el premio es muy gordo produciría lo que queda de Carnivale, eso no se hace, no se deja a la gente a medias
Fundaría una Escuela Libre tipo Waldorf que en Granada no hay
Compraría zapatos para todos, a la moda y con piel de la buena, como dios manda
3 puntos negativos de tu carácter:
Me decepciono con rapidez, las expectativas rara vez se cumplen porque…
Soy ingenua y
Muy perfeccionista
3 palabras:
Amor
Música
Igualdad
3 flores:
Margaritas
Orquídeas
Rosas
3 regalos para una misma:
Un masaje y un spa
Unos zapatos si la situación es desesperada
Un café con libro al sol en el balcón
Wuau!! Ahora me toca añadir 3 cuestiones más:
3 Pintores o cuadros
3 Series
3 Aficiones, hobbies o actividades
Para terminar pasaré el juego a otros 3 blogs que me encantan:
Marián, de De repente mami
Desmadreando, de Desmadreando

Canción de cuna para dormir a un negrito

Estándar

Quiero traeros al blog una selección de nanas y “músicas apacibles” que usamos cuando Marco era un proyecto intrauterino y que se convirtieron en melodías importantes en los albores de sus andanzas, muchas de ellas fueron seleccionadas por personas cercanas, que ocupan un lugar importante en mi universo.

Empezaré con la nana habanera, Canción de cuna para dormir a un negrito,  de las Cinco canciones negras de Xavier Montsalvatge. Debo su descubrimiento a una gran soprano, Mª Jesús García Lorca. A su lado he experimentado el valor de la voz, la capacidad que tiene para evocar las emociones más intensas y más variadas. La capacidad de trasladarte a la dimensión de lo sensible, de moverte las entrañas y de difuminar todo aquello que te rodea, salvo el terciopelo de su voz. No puedo recordar alguna vez, en la que el efecto de su música fuese otro que el rodar por mi rostro de la sal de la emoción.

En esos momentos en los que la irracionalidad te embarga y el llanto del niño te llena de desesperanza, siempre venía y viene a mis labios esta nana llena de dulzura y calma.

Xavier Montsalvatge es un compositor catalán (1912-2002). Desarrolló diversos estilos pasando por una primera etapa nacionalista con tintes dodecafónicos  y wagnerianos, otra de estilo antillano, a la que pertenece nuestra canción, que además es su obra más ampliamente conocida; y un tercer estilo mas politonal influido por la escuela francesa (Messiaen y Auric).

Las Cinco canciones negras fueron escritas en 1945 con temática colonial e incluso con melodías tomadas del folclore antillano.

La letra es de Ildefonso Pereda Valdés:

Canción de cuna para dormir a un negrito

Ninghe, ninghe, ninghe tan chiquitito
El negrito que no quiere dormir.
Cabeza de coco, grano de café.
Con lindas motitas,
Con ojos grandotes como dos ventanas que miran al mar.
Cierra los ojitos,
Negrito asustado,
El mandinga blanco te puede comer
¡Ya no eres esclavo!
Y si duermes mucho
El señor de casa promete comprar traje con botones
Para ser un “groom”
Ninghe, ninghe, ninghe duérmete negrito,
Cabeza de coco, grano de café.

Os traigo dos versiones, la primera de Teresa Berganza, de quién el maestro dijo que fue su mejor intérprete, con acompañamiento de piano y grabada en 1975 y la segunda más cercana a nuestros días de mano de la soprano Elina Garanca en versión orquestal, grabada en 2010.

X. Montsalvatge: Canciones negras, Canción para dormir a un negrito. Teresa Berganza (soprano) y Félix Lavilla (piano).

X. Montsalvatge: Canciones negras, Canción para dormir a un negrito. Elina Garanca (soprano), Orchestra Sinfonica Nazionale della Rai y Karel Mark Chichon (director)

Es una delicia musical que decididamente consagró a su compositor, se aprecia el eclecticismo característico de Montsalvatge, donde aúna el folklore catalán con ritmos y timbres propios del periodo final de la colonización española.

No podía dejar pasar la oportunidad de compartirla con vosotros. Espero que las disfrutéis.

La niña de hoy, mujer mañana

Estándar

Con motivo de la celebración del Día internacional de las mujeres el 8 de Marzo se celebran diversas actividades, algunas de ellas desarrolladas como temas transversales en los colegios. A propósito de esto, me contaba mi cuñado el otro día que a su pequeña de 4 años le propusieron una tarea: repartieron fichas a las niñas para rellenar en casa en las que tenían que señalar la profesión a la que aspiraban y una cualidad o motivo por el que era maravilloso “ser mujer”.

Detengámonos a pensar.

Qué poliédricas y polémicas son las actividades “transversales”, a saber: por un lado, como señalaba mi cuñado, “estupendo, pero ¿qué pasa con los niños varones de la clase? A ellos no les dan ficha, ni tienen ningún día en el calendario que celebrar”. Su argumento, además, se respaldaba en la obviedad impepinable de que hombres y mujeres somos iguales. ¿A qué viene llamar la atención sobre el caso? ¿No señalaremos la diferencia con ese tipo de actividad? Recordemos que hablamos de niños de 4 o 5 años, que nacen en el seno de familias mucho mas modernas que las postreras, donde padres cocinan y limpian y muchas madres trabajan fuera de casa. Hasta aquí estoy de acuerdo.

Pero, por otro lado, la realidad social de la mujer a nivel nacional es que, de media, ingresa un 22% menos que un hombre realizando el mismo trabajo, que aspira a peores cargos, tiene menos probabilidad de ascender o de llegar a puestos directivos. Además, la crisis económica se está cebando mucho más con las mujeres, a expensas de lo que ocurra con la Reforma laboral. Dentro de un sistema que tiende a premiar la precariedad y los derechos del empresario, una mujer, por razones obvias, no resulta tan rentable como un hombre. Se puede quedar embarazada, con sus consiguientes malestares y bajas; más bajas por maternidad; más permisos por enfermedad de hijos que periódicamente se contagiarán en guarderías por un florido abanico de virus y bacterias. Esto nos trae a colación las políticas de conciliación y su impacto en la mujer que, a falta de soluciones satisfactorias para la crianza de sus hijos, en muchos casos opta por trabajos a tiempo parcial, peor remunerados, o directamente decide quedarse en casa al cuidado de sus vástagos en sus primeros años de vida.

También hemos de recordar a toda una generación de mujeres que, por desgracia, no tuvieron las mismas oportunidades y que siguen desempeñando los roles patriarcales tradicionales. Ellas también son espejo donde se miran las niñas. Asimismo, los colegios son hoy en día un crisol de muchas culturas, y en algunas de ellas el papel de la mujer se encuentra todavía relegado al ámbito doméstico por imposición cultural.

Si a lo anteriormente expuesto sumamos la lacra de la violencia machista, el acoso sexual en el trabajo, fundamentalmente infligido a mujeres, los cánones de belleza dictados por la moda, y un largo etcétera, por mencionar solo el ámbito nacional, veremos el largo camino que aún queda por recorrer.

Es por esto que, en mi opinión, nunca es demasiado pronto para reflexionar sobre el tema y crecer en valores, entender la diversidad y la igualdad como dos caras de la misma moneda y, claro que sí, ¡celebrar el Día internacional de las mujeres! Porque no se nos aprecia en toda nuestra extensión y hemos de reivindicar nuestro lugar en el mundo. Conste que yo tengo un hijo varón.

No quiero dejar de mencionar, con respecto a la actividad de clase que nos ocupa, que nos faltan datos. Sería importante conocer el discurso del maestr@ que acompaña el análisis de las tarjetas, confiemos en su buen hacer. ¿Y vosotros, qué pensáis, es demasiado pronto para tratar estos temas con los niños, es el modo adecuado?