Lesiones de tobogán

Estándar

Me gustaría hablaros sobre un accidente común y poco conocido. Se trata de la “lesión de tobogán”, así la he bautizado. Consiste en la rotura de la tibia del menor y se produce cuando se desliza en compañía de un adulto. Es realmente peligroso, cuando un niño baja por un tobogán, la suela de su zapato puede friccionar con el borde actuando como freno, hecho que no reviste la menor importancia cuando el niño juega solo ya que si se atasca, para, se libera y continúa. El riesgo lo encontramos cuando el niño desciende sobre el regazo de un adulto porque si la pierna queda bloqueda el peso del cuidador prosigue su camino y puede llegar a romper la pierna.

Espeluznante, yo he jugado muchas veces así con Marco y en contra de todo pronóstico, es más seguro que se deslice el solito. Esta información llegó a mis manos a través de un amigo,  me recorrió un escalofrío, pero lo dejé estar, únicamente no hemos vuelto a jugar así. Sin embargo, hablando con otro amigo, ayer en el parque, me contó que su pequeña había sufrido una rotura de tibia. Horror, estas cosas suceden y suceden a menudo. Me he visto en la obligación de comentarlo con todos vosotros.

La información que me había llegado viene de la mano del doctor Edward Holt, cirujano ortopédico del Cento Médico Anne Arundel en Annapolis (Maryland). Decidió diseñar un cartel para los centros de pediatría y publicar un vídeo para You Tube, alertando así de un accidente que se produce con demasiada frecuencia.

Este tipo de fractura es muy dolorosa, fractura en espiral, cuando el niño llega al suelo da muestras de dolor y no puede mantenerse en pie, la lesión requiere seis semanas de escayola desde el tobillo hasta la rodilla inclusive. No suele involucrar consecuencias posteriormente pero se pueden dar casos desafortunados que demanden cirugía posterior e incluso deformidad.

Pero no solo hablamos de daño físico, imaginad la situación de la persona que acompañaba al niño y que para salvaguardarlo provocó la lesión involuntariamente, te debes sentir terriblemente culpable y se pueden dar situaciones de rencor, resentimiento y reproche entre familiares y amigos. Muchas veces nos comportamos de manera irracional y cargamos con culpas que no nos corresponden, o arremetemos contra otros.

Al igual que el doctor Holt, pienso que es muy fácil prevenir este tipo de fractura y que sin embargo, no tiene la difusión adecuada.

Lo mejor es que los niños se deslicen solos con supervisión, y si son muy pequeños los podemos colocar en la mitad del recorrido. En caso de que sea totalmente imprescindible resbalarnos con ellos, debemos descalzarlos y evitar que sus pies rocen con el borde del tobogán.

Podeis encontrar más información aquí.

Y aquí podemos encontrar el testimonio de dos madres, el texto se encuentra en inglés.

Debemos dar salida a este hecho para evitar lesiones. Tanto es así, que me pregunto por qué no se ha hecho ya, no costaría ningún trabajo que se diera difusión en centros educativos infantiles, hospitales y centros de salud.

Gracias Auberiv por tu colaboración.

Anuncios

»

  1. Nosotros nunca nos tiramos con él, pero no tenía ni idea de esto, ahora con más motivo. La verdad q es algo simple de comunicar y no sé como no se difunde.
    Gracias por la info!

  2. Uf, no se me habría ocurrido, pobrecillos. Aunque la verdad es que nosotros nunca nos hemos deslizado con ella por el tobogán.
    Muchas gracias por la información, la comparto.
    Un abrazo

  3. Pues no tenía ni idea, gracias por compartirlo. La de veces que me habré tirado en tobogán con mi niña… aunque en uno que había especialmente ancho y siempre con cuidado. en uno clásico la lesión me la llevé yo, que me rocé el brazo y se me quemó la piel, aún conservo cicatriz.
    Ahora ya hace tiempo que va ella sola. Me pregunto si esa lesión se puede dar también en trineo…
    Un beso!

    • Hola María! Supongo que en trineo no hay peligro porque el borde sobre el que nos apoyamos se desplaza con nosotros y no queda fijo. Yo tampoco tenía ni idea del tema del tobogán y me quedé muy preocupada.
      Un abrazo fuerte!

  4. Vaya, nunca había pensado en esto. Muchas gracias. A mí con Bichi a veces me da miedo cuando se tira por el tobogán porque sí es cierto que se queda atascado.
    Es para tener en cuenta.

    • Ya, pero parece que como ellos pesan poquito no hay problema. Cuando son tan pequeños cualquier protección nos parece poca, ayyy qué difícil es ser madre!
      Un abrazo!

  5. Silvia, gracias por la información… además de útil, clara y verás!. Muchas gracias por compartirla. No sabía que se llamase así ni que estuviese tipificada… a mi los tobogánes y columpios me parecen de cuidado, al igual que los parque nuevos… pero claro, un accidente lo puede tener cualquiera.. pero estar informados nos ayuda a prevenir. un abrazo.

    • Creo que esta lesión no está tipificada, pero debería. Igual que en piscinas previenen sobre tirarse de cabeza, podrían indicar en parques que los adultos no se deslicen con los niños, es realmente peligroso en contra de todo pronóstico.
      Muchas gracias por pasar por aquí y un beso muy grande!

  6. Jolin no tenia ni idea, pues si, que miedo. Y si pones sus piernas sobre las tuyas? Yo asi he bajado con el mio muchas veces, pero no por nada si no porq me parecia mas comodo…

    • Bienvenida Mother Goose!! Pues pienso que con las piernas por encima de las tuyas no hay ningún problema, pero supongo que es mejor que bajen solitos.
      Gracias por pasarte!!

  7. Realmente, esta prohibido subirse en los columpios infantiles a mayores de 13 años, asi como en otros sitios como las bolas o atracciones de pequeños y eso es por varias cosas: pueden romper los columpios con su peso; el columpio no ha sido pensado para su peso, con lo que puede provocar accidentes, puede causar lesiones involuntarias a menores que este en los columpios etc. la verdad es que yo no sabia nada de esta lesion, pero si se que si un policia pilla a un mayor subido en un columpio infantil, rapidamente lo baja y le pone una multa.
    jaja, si que es dificil ser madre, el mundo esta lleno de peligros y los enanos corren a buscarlos

    • Esta claro que el vandalismo no se puede consentir, pero en este caso me refiero a una situación bastante habitual, precisamente por parte de padres que intentan salvaguardar a su bebé acompañándolo al deslizarse por un tobogán. En todo caso podría estar mejor indicado en los parques.
      Un beso bonica, gracias por pasarte y comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s