Y para ti ¿qué es el feminismo?

Estándar

AutorretratoLlevo unos días pensando en qué es el feminismo. Las personas que no están familiarizadas con el tema huyen ante el propio concepto, tiene mala prensa y como siempre está rodeado de muchísimos prejuicios, pero bueno, a esta nefasta tendencia ya estoy acostumbrada. Lo que me crispa un poco mas es que desde el propio seno del feminismo, no se tengan en cuenta los preceptos del “feminismo de la diferencia” como válidos y qué decir de la opinión pública que directamente nos tacha de machistas. Así, he tenido que escuchar este tipo de cosas “si tu ginecóloga es feminista tendrás que trabajar hasta el parto, el embarazo no es una enfermedad”… y ya estamos a vueltas con lo mismo.

Es cierto que estoy siendo reduccionista, hay muchos mas matices, no es un “igualdad-vs-diferencia”, pero me serviré de este maniqueísmo para simplificar.

Quiero dejar clara mi postura. Ha hecho falta tiempo, mucho tiempo para que las mujeres optemos a lo mismo que los hombres y desgraciadamente aún no lo hemos conseguido. Si, en teoría podemos estudiar en la universidad lo que nos plazca, pero en la práctica las estadísticas nos gritan cómo los puestos de relevancia jerárquica están en manos masculinas. Todo esto y más es cierto e injusto hasta decir basta, pero nos esta llevando a un lugar de difícil retorno. Nos mimetizamos sin juicio crítico y todos a una anhelamos lo mismo: éxito y dinero; entendamos éxito como reconocimiento y pleitesía social. Esto supone para las personas que no son de “sangre azul” o casi, mucho esfuerzo en tan solo un plano personal y mucha frustración cuando no se consigue. Utilizaré la jerga, estos son los valores del patriarcado, decididos mucho tiempo atrás, radicalizados a cada paso y deseados por hombres y mujeres. Sin embargo estos valores tienen unos costes y no solo para las mujeres, aunque en nuestro caso sean mas evidentes, por lo que creo que urge un cambio de paradigma.

¿Qué supone el feminismo de la diferencia? Ni más ni menos que la aceptación de lo femenino, lo intrínsecamente femenino, no la objetualización del cuerpo, si no aceptar los “tempos” del ciclo femenino. Me estoy refiriendo concretamente a embarazo, parto y puerperio.

El embarazo lleva consigo la creación de un ser humano y esto no es una actividad más, que se pueda agendar en la trepidante vida de la mujer contemporánea. Mujer que rendida al capitalismo, al patriarcado y a su sistema de imagen y valores pasa de puntillas por una fase importantísima de su sexualidad con el objetivo de que el impacto de la gestación, en su vida y en su cuerpo, sea el mínimo. De este modo también he tenido que escuchar en múltiples ocasiones, como si fuera una gran gesta “de espaldas no dirías que está embarazada” o “trabajó hasta que rompió aguas”. Todo esto es estupendo, pero implica una negación de nuestra naturaleza. Permeables a estos comentarios y actitudes, emprendemos sin elegirlo, una lucha con nuestro cuerpo y nuestras emociones acalladas una vez más. ¿Hasta cuándo caeremos de red en red? ¿Hasta cuándo dejaremos que elijan por nosotras? ¿Hasta cuándo?

Hemos de humanizar nuestra sociedad sin que suponga que la mujer vuelva al hogar y se recluya en él a la par que el hombre permanezca fuera de sol a sol. Humanizar nuestra sociedad supone un reparto de actividad dentro y fuera casa, que tenga en cuenta las necesidades del ser humano que en sus primeros meses de vida permanece por subsistencia y prioridad cerca de mamá y que poco a poco necesita a un papá comprensivo, que sepa mirar dentro y que le guíe hacia la independencia. El cariño, el abrazo, el beso, la caricia, la canción, la escucha, la risa, el baile… no son propiedad de la mujer, son propiedad de todos; sin embargo están quedando en tierra de nadie, el hombre a lo suyo y la mujer también, ¿y bebés y niños?

Como mujer embarazada y directamente implicada con el tema, no siento que se respete ni el embarazo, ni sus consecuencias físicas. Si escucho mi cuerpo y los avisos directos que me transmite entro en pugna con la sociedad y el aparato burocrático, ni se nos cuida, ni se nos escucha, ni se nos entiende, a menos que agachemos la cabeza y “juguemos todos a lo mismo”.

Anuncios

»

  1. por desgracia hay mucha gente interesada en despreciar la palabra feminismo, por los resultados que su lucha consigue. yo creo en el feminismo d la igualdad y la diferencia, ya que cada ser humano es distinto a otro pero igual. todos tenemos un lado masculino y otro femenino, desarrollado en un grado distinto segun la persona.
    por otro lado, la maternidad…no solo la sociedad te marca como debes vivir tu embarazo, tu parto,…sino cuando, como y con quien, todo lo que sea fuera d eso es ser mala madre

    • Por supuesto, cada persona ha de elegir, pero muchas veces la presión externa no nos lo permite y ni somos conscientes de ello. Desde luego ni todas las mujeres tienen que procrear, ni todas deben decidir dar el pecho cuatro años; entonces yo pecaría de lo mismo, de demagoga, de que solo existe un camino y eso no es cierto. Los juicios en cualquier sentido nos encorsetan.
      Gracias por tu opinión y bienvenida!

  2. No puedo estar más de acuerdo. Creo que la sociedad no ha entendido el concepto y, de alguna manera, obliga a las mujeres a elegir entre el trabajo y la maternidad, entre el desarrollo profesional y la crianza (también obliga a esto a los hombres, solo que éstos, en muchas ocasiones, todavía consideran que la educación de los hijos no es directamente cosa suya). Es triste ver cómo algunas mujeres ven limitadas sus posibilidades de acceso a determinados puestos de trabajo debido a lo que las empresas consideran un “estado de debididad” o “cargas familiares” (me parece denigrante que a los hijos se los considere una carga familiar). Pero si os soy sincera, me parece igual de triste, o más, ver cómo algunas mujeres se ven obligadas a relegar a un segundo plano la posibilidad de ser madres con tal de poder continuar su carrera profesional.
    El femimismo no es la equiparación de la mujer al hombre per se. Hay que comenzar conociendo y respetando las diferencias entre ambos sexos para poder crear las condiciones óptimas de desarrollo personal y social de cada persona. Y por supuesto, hay que hacer un gran ejercicio de reconciliación con la naturaleza, sin alejarnos de nuestra esencia. La reproducción y crianza son las tareas más antiguas de la humanidad.

    • Ese camino único nos limita, o luchas por tu carrera y entonces eres una gran mujer o crías y eres una “maruja” que tardará bastante en coger el tren. Me ha gustado mucho eso de “las tareas más antiguas”, eso es cierto y sin embargo las vivimos desde un estado de extrañeza difícil de encajar con el resto del puzzle.
      Muchas gracias Istar por tu reflexión siempre acertada.

  3. Tienes mucha razón en tu post y estoy totalmente, pero también existimos madres que no queremos abandonar nuestra carrera profesional en ningún momento. Y no creo que eso tenga por que ser malo para el bebé. Yo disfruté muchísimo de mi baja maternal. Me dedique a ser mamá en cuerpo y alma, pero cuando llego el momento de regresar al trabajo después de cinco meses, tenía tantas ganas… Y sólo por eso la sociedad en general me hizo sentir como una mala madre. No es justo. Yo soy madre las 24 horas del día, aunque no esté las 24 horas del día con mi hijo. No creo que sea mala madre por ello y quiero tener libertad para decidir y educar a mi hijo en lo que yo creo que es la vida de hoy en día en la que las mamás debemos y tenemos que salir a trabajar para poder mantener a nuestros hijos y sentirnos (como es mi caso) felices por desarrollar una carrera profesional. Lo triste es tener que renunciar a una de las dos facetas para poder hacerlo realidad. Algo que no creo que sea imprescindible. Yo no necesito éxitos pero sí necesito salir de casa y tener un trabajo para ser un poquito más feliz.

    • Supongo que se trata de maneras de ver la vida, lo importante es una sociedad que no juzgue y que de libertad de elección según los criterios personales. Todo depende, en estos casos es importante la personalidad del bebé y la de sus padres. Como cuento en el post la situación ideal para mi es que los dos progenitores aminoren de alguna manera y temporalmente la marcha de su carrera, si es posible, sin que ninguno de los dos tenga que abandonar del todo su trabajo. Mi pareja tiene una reducción de jornada que nos permite cuidar al niño en casa, pero es solo una opción, otras madres prefieren hacerlo todo ellas los primeros años, otras contratan una au-pair o similar y bueno, la tónica imperante en “la vida de hoy en día” son las guarderías, y me parece bien, pero no es la opción que prefiero. Es curioso, yo me siento juzgada por eso, supongo que es tan fácil criticar que todo el mundo lo hace. Desde luego si hay un coctel que permita vivir las dos facetas y que nos haga felices a los tres es el mejor camino.

      • Bueno, yo también tengo reducción de jornada. Pero considero beneficioso que el niño y yo tengamos nuestros propio espacio. Él con otros peques y con otros educadores y yo en mi trabajo.

      • Claro! Es cuestión de personalidades, si los dos estáis bien es estupendo. Yo no veo a Marco preparado para dar ese paso, pero poco a poco lo estará.
        Gracias por tus comentarios y perdona el retraso en este 😉

  4. Yo siempre me he considerado feminista y veía la cara que ponían a mi alrededor. Ahora me doy cuenta de que quizás el nombre “correcto” sea feminismo de la diferencia”, porque todos somos iguales y distintos, y cada uno decide por si mismo.
    Al final resulta que tanto el machismo como el feminismo nos machacan en un momento crucial en nuestras vidas y la de nuestros hijos, y ese no es el camino. Cuando se trata de procesos fisiológicos, de cariño, de amor… hay que escuchar y hacer caso a nuestro cuerpo, es lo que nos ayudará y hará que continuemos hacia un futuro mejor.

    Un abrazo

    • Carol, es muy fácil. Lo contrario de machismo es hembrismo y de feminismo es masculinismo. Cuando decimos que somos feministas no estamos diciendo que somos las contrarias al machismo. El feminismo es la igualdad de oportunidades. No la igualdad porque no existe ni existirá nunca, sino la igualdad de oportunidades y de derechos. A estas alturas, ser menos por ser mujer es algo repugnante.
      Cuando la gente dice que hay igualdad me la repatea porque es falso y todas lo sabemos. Pero además mientras haya en el mundo una sóla mujer que sufra por el hecho de serlo, seguirá existiendo esa discriminación. Y todas sabemos cuál es la situación de las mujeres en muchos países.

      • el problema radica en que quien no quiere ver, se queda en el termino y no en su significado. da igual como se llame, si feminismo o igualitarismo…simplemente es visibilizar las desigualdades que en torno al sexo se han perpetuado en nuestra sociedad; hay que dar el derecho a ser cada uno como sienta y no como crea que debe ser, segun los canones sociales.
        la maternidad es muy antigua pero siempre ha estado condicoonada por como debe ser, quien no vivia la maternidad como marcaba la sociedad era tachada de mala madre.
        en la actualidad sigue existiendo estereotipos que marcan como debe ser una buena madre, esposa, hija, y ante todo que una buena madre lo sacrifica todo por su familia. antiguamente se enseñaba a ser madre, porque ese era tu deber como mujer, hoy en dia nos hacemos madres generalmente sin una red de apoyo que nos ayude y asesore, nos volvemos locas leyendo todo tipo de informaciones para ser las madres mas formadas, pero sin perder de vista nuestra carrera profesional.
        debemos ser conscientes que no existe una buena madre, todas son buenas, por desgracia, simplemente, no todas cuentan con los mismos recursos economicos y sociales, ni con las mismas condiciones de vida.
        una mujer es buena madre si da le pecho como si da biberon, una buena madre es la que se queda criando a su hijo como la que trabaja y lo deja en guarderia. nadie debe juzgar ni dictaminar como se es buena madre, porque nadie nada mas que ella, vive con sus circunstancias.

      • Pienso que en lugar de ganar espacio, lo vamos perdiendo, antes teníamos que ser buenas madres y ahora buenas madres y buenas profesionales entre muchísimas otras cosas. Cada uno tiene su opinión, y como bien dices como no todos tenemos la misma situación económica no se debe juzgar, cada cual decide lo que piensa que es mejor para si mismo y para su familia. La clave y la lucha está ahora en las decisiones gubernamentales y en las leyes que deberían velar para igualar la situación económica para que de verdad pudiéramos elegir entre quedarnos en casa temporalmente para cuidar a nuestros hijos o continuar con nuestra carrera. Pero no podemos elegir con garantías. Cambiar esas “circunstancias” a las que aludes.
        Gracias por tu comentario!

    • Esa es la idea, no solo somos distintos en cuanto a género si no en cuanto a individuos.
      Tengo la esperanza de que a pesar de todo poco a poco se despiertan las consciencias y tendemos a escucharnos un poco más, debemos poner el freno en algún momento.
      Un buen beso para ti!

  5. Ah y se me olvidaba comentar que la ignorancia es muy osada. La mayoría de las personas que rechazan la palabra feminismo considerándola el antónimo de machismo son personas muy ignorantes que demuestran desconocer por completo la lucha del feminismo. Su estudio debería ser obligado en los centros escolares.

  6. Me ha gustado mucho tu post. Yo no me había parado a reflexionar en los distintos matices del feminismo hasta que me metí en esto de la maternidad. Comprendí entonces que la corriente feminista predominante consistía en masculinizar a las mujeres, lo que deja a niños sin madres en casa, a mujeres permanentemente frustradas y una sociedad en la que lo maternal y lo femenino siguen devaluados. Una pena.
    Espero que estéis disfrutando mucho de estos días en familia. Un abrazo gordo y feliz entrada de año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s