Drume negrita

Estándar

Drume Maia

 

 

 

 

 

 

El frío, la escarcha y la destemplanza nos han dejado y como una enredadera que crece veloz el calor se va colando por todo resquicio, por las paredes, por las persianas entrecerradas y así, sin más, nos ha dejado el invierno y casi también la primavera. En mi universo onírico, íntimo, en mi micromundo de hogar. De miradas, llantos, risas y leche. Me sumerjo en lo que el calor, el primer calor me sugiere, caribe. Húmedo, meloso y pegajoso caribe. Y la música me mece y yo los mezo a ellos, a mi pequeña, drume, drume Maia.

Bola de Nieve. Drume negrita. Eliseo Grenet (Compositor)

Letra:

Mamá la negrita
se le salen lo pie e’ la cunita
y la negra Merce’
ya no sabe que hace’.

Tu drume negrita
que yo va’ compra’ nueva cunita
que va’ tené capite’
que va’ tené cajcabel.

Si tu drumi yo te traigo un mamey
muy colorao’
y si no drumi yo te traigo un babalao
que da pau pau.

Tu drume negrita
que yo va’ compra’ nueva cunita
que va’ tené capite’
que va’ tené cajcabel.

Escrita en el castellano hablado por los esclavos negros que vivían en Cuba, esclavos que fueron llevados desde África por la España colonial. Dónde drume/drumi es duerme, mamey es una fruta cubana, babalao es un sacerdote santero y dar pau pau es pegar.

Esta famosa nana fue escrita por Eliseo Grenet (1893-1950) pianista, compositor y arreglista cubano. A lo largo del s. XX se ha utilizado en múltiples ocasiones en el mundo del jazz, destacaré la versión del pianista Chucho Valdés, (hijo del recientemente malogrado Bebo Valdés), que más que intimista es realmente arrolladora, con armonías audaces y ritmos energéticos.

La versión que os he traido es la de Ignacio Villa Bola de Nieve (1911-1971), icono cubano, espejo de lo tradicional que triunfó más allá de la isla que le vio nacer. Ignacio Villa, cantante, pianista y compositor, también fue el creador de otra célebre nana cubana Drume Mobila, sonidos en los que también nos podemos balancear con cándido placer. Esta melodía fue abanderada de la lucha racial bajo el nombre de Duerme negrito de la mano de Mercedes Sosa entre otros.

Vengo notando que la  procupación por el sueño del bebé es un clásico, cuantas y cuantas nanas tienen en común el factor chantaje, “si no te duermes vendrá el coco y te comerá”, realmente nos ponemos nerviosos esperando a Morfeo y cual lobo con piel de cordero, detrás de las dulces nanas se esconden las amenazas más infames, suerte que los pequeños se quedan con el arrullo cálido del que duerme.

Entretanto me despido con los rumores ensimismados de mi voz. Drume, drume mi nena…

Anuncios

»

  1. A veces es preocupación y otras las ganas de que no molesten, porque de lo contrario no me explico ese tipo de chantajes y de meter miedo en esas canciones, que es verdad que son muchas.

    Un besazo guapa

    • Si, suerte que los bebés no entienden el lenguaje pero sí las emociones, el tono, la calidez… de otro modo dormir coaccionando debería estar penado.
      Un fuerte abrazo Carol.

  2. El post es muy interesante y esta muy bien escrito pero yo solo puedo decir una cosa: que negrita más bonita

  3. Yo les he cantado el “duérmete niño, duérmete ya…”, pero cuando llegaba a lo del coco le cambiaba la letra, jejeje.
    Qué canción tan bonita… gracias por compartirla.
    Un abrazo.

    • Hay una nana andaluza que cuando acaba dice: “a to’ los niños buenos Dios los bendice, a lo’ que no son buenos les da lombrices” Muy fuerte!! y esta la canto mucho, es “A la nana, nanita”, reconozco que también cambio la letra, hasta ahí podríamos llegar, es tremenda.
      Un beso fuerte bonita

  4. Me ha encantado! Mi madre me cantaba la de “duerme, duerme negrito, que tu mama está en el campo negrito…”
    Me inspira muchísima ternura a pesar de la letra. Gracias por compartirla 🙂

    • Esa nana es preciosa también, yo la he conocido buscando información de “Drume negrita”, igual le dedico otro post 😉
      Las nanas son tan tiernas, como mantras, ¿cuántas veces llegamos a cantar la misma?
      Un beso linda.

      • Verdad! Yo a Blanca le he cantado de todo y casi siempre el mismo repertorio. Hasta le inventaba nanas de mi cosecha. Quería que tuviese sus propias canciones que hablaran de lo muchísimo que la quiero.
        Un besote

  5. Tienes toda la razón en lo de las letras con tono de “chantaje“ yo también lo he pensado alguna vez he intento modificarla a mi aire porque no me gusta mucho ese enfoque. Mi madre me cantaba la canción “duerme negrito“ de Mercedes Sousa, donde venia “el diablo blanco“ 🙂 La verdad es que me encantaba, y no me transmitía ningún mensaje de miedo o chantaje, ni tan siquiera hoy día. Al final el tono y la emoción valen mas que las palabras creo, como en la vida misma. Besos y felices sueños

    • El porcentaje de nanas que contienen una letra que coacciona de alguna manera, es realmente alto. La del “diablo blanco que arranca la patica” tiene su enjundia. Es cierto que lo que prevalece es la melodía, que es lo que el bebé puede captar y por supuesto el cariño con el que se canta, pero no se a qué responde esa tendencia en nanas de lugares muy disímiles. Me fijaré con atención, igual es una cosa mas bien hispano-parlante, ¿cómo lo ves?
      Un abracito de buenas noches 😉

  6. Qué bella la versión que pusiste. Soy melómana y por ser venezolana (además de amante del jazz) este tipo de ritmo me pone de muy buen humor. Gracias por compartirla. Lo del chantaje también es verdad, sólo que si pensamos que las nanas forman parte de la tradición oral, entonces sabemos que en ellas van valores sociales que no necesariamente están vigentes hoy día. En Venezuela hay juego de manitos que tiene una letra muy fuerte y es reflejo de la sociedad matriarcal que ha predominado por años en ese país: “Arepita de manteca pa´mamá de que da la teta, arepita de cebada pa´papá que no da nada” La arepa es un especie de pan hecho con harina de maíz. En fin, que yo la cantó cambiando el “cebada” y el “nada” por otra cosa que rime.

    Me alegra mucho haber descubierto tu blog

  7. Gracias por compartir esta versión, no la conocía, enseguida, al ver el título, pensé en la de Mercedes Sosa, que mi padre me cantaba de niña y por la que siento gran cariño. El sueño de los niños siempre ha traído de cabeza a los mayores… 🙂 pero al menos las nanas son siempre dulces y no es como dejarlos llorar.
    Un beso!

    • Bienvenida! Hay una categoría en el blog sobre nanas por si quieres ojearlas, también hablo de Gershwin 😉 es taaaan bonita…
      Es muy interesante tu blog, me pasaré más veces.
      Besitos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s