Bloqueos y desidia

Estándar

Caracoles¿Os ha pasado eso de que parece que no haces nada? Te levantas y todo el ritual de labores cotidianas que se concatenan. La particularidad es que discurre el tiempo y sigue todo sin hacer, miras en derredor y ves todas las tareas que empezaste y no acabaste. Te instalas en una especie de desidia y el tiempo se para más aún. ¿Dónde podemos ir? ¿Qué vamos a comer?

Entonces viene esa sensación de fracaso, te culpas de no ser dinámico, de no tener iniciativa. Y el tiempo es más espeso. Un llanto, una toma, un caracol de plastilina con una mano.

Una nana, un paseo por el pasillo. ¿Vamos a salir? Ya hace demasiado sol.

Cambio de pañal, dos vasos fregados. Este niño necesita correr y expandirse. Suspiro. Te sientas y otra toma.

Y yo que ya no pienso, “posteo”, posteo en mi cabeza que no en mis dedos, porque el tiempo vuela y sin embargo se puede cortar.

Lo curioso es que no es cuestión del número de adultos que levitan en el entorno. Puede ocurrir que a mayor número, mayor indecisión, peor comunicación y más, mucha más delegación.

Estar de buen humor, tomar la iniciativa y organizar de forma resolutiva es sin duda el estado al que aspiras. O no. Quizás solo quieres algo más de ese tiempo que se espesa para no hacer nada, o para hacer mucho, todo lo que en la práctica no puedes.

Encontré por la red este artículo sobre Qué hacer cuando dudas de todo y no te apetece hacer nada. Habla de la esfera laboral, es junio, empieza el calor y se acumula el cansancio. Pero en mi caso y solo puedo hablar por mí, es una sensación intermitente, derivada del puerperio. Todos deseamos, ¿por qué negarlo? Unos anhelan silencio y buena literatura, otros, orgasmos sublimes que les hagan volar, y yo, fundirme con mi niña, sin llanto ni cólico y sin calor ni frío, a sabiendas de que mi grandullón explora el mundo por nosotras entre risas y abrazos. El deseo es gratuito y está bien como objetivo si no te paraliza, si te pone en marcha para desarrollar estrategias que te ayuden a alcanzarlo. El problema es la frustración y la ínfima tolerancia cuando aparece.

La desidia, en parte, es fruto de la incomunicación, actuamos o dejamos de hacerlo sin pedir ayuda y sin nombrar nuestras expectativas. A veces me ocurre que me cargo de buenas intenciones e intento sin molestar a nadie hacerme cargo de todo, pero la bola interior se hace más grande. Otras, simplemente, no me hago cargo y me dejo llevar por el discurrir sin orden ni concierto. Otra vez la bola porque no obtengo tampoco lo que deseo. Y es que los demás no tienen por qué saber en qué estoy pensando.

Aún a riesgo de parecer un panfleto de psicología os contaré mis reflexiones. La comunicación, la expresión. Desde el más sencillo y genuino deseo, libre de juicios o reproches que puedan salpicar a la persona que está enfrente de ti, y no hablo solo de la pareja. La segunda parte de la receta es la aceptación de la realidad y  la tolerancia a la frustración. Sencillo y complicado, pero es un punto de partida. Quizás con ayuda conseguiste esas dos horas de intimidad con tu bebé y se las pasa llorando, dientes emergentes, o vas a la playa y el viento transforma el momento en una lucha desquiciante. Respira hondo. Además, no eres el único/a.

Otra cuestión es la organización. Siempre he pensado que esquematizar la jornada puede restar frescura y capacidad de improvisación, además siempre que no puedas realizar todo lo que has programado te enfrentas de nuevo al fiasco de no llegar. Pero con niños, compensa la previsión, cualquier cosa para aliviar el espesor de la indecisión. Y por supuesto, priorizar, tal vez no esté el suelo tan limpio como querrías, pero los niños y su bienestar son la prioridad, aunque no siempre sea fácil ponderarlos por encima de nuestras prioridades. Ése es el reto, la dávida y la generosidad como expresión.

Si aún así estás bloqueado/a pide un abrazo.

Me ayuda compartir mi desorden mental con vosotros, igual porque así lo ordeno. Pongo palabras y algo de estructura.

La foto es gentileza de @Mar_Herrero6

Anuncios

»

  1. ¡Puf! ¿Sabes algo? Me da miedo cuando te leo porque revivo esos momentos. No tienen nada de malo y son parte del pueriperio pero hoy a dos años esa parte la tengo “olvidada” o no del todo porque no dejo de estar en contacto con la esfera maternal pero la vida es mucho más libre…

    Aún así hay días que no llego, que siento que me pierdo, que necesito hacer algo más y luego hago un STOP en el HOY…

    No sé cuando cambie mi vida y llegue otro ser como volverá a ser todo este cúmulo de emociones que nos compartes. ¡Que son normales, que pasan! pero deja una sensación de estar dentro de una nebulosa, de ser chupada por un DEMENTOR y de no tener escapatoria.

    Gracias por compartir y sigue posteando en tu cabeza y luego con tus dedos que así tenemos la oportunidad de darte un abrazo.

    Un besote desmadroso

    • Verdad que se olvidan? Ahora los primeros meses de Marco me parecen plácidos, pero algo me dice que la biología o la psique me engañan, fueron también muy intensos.
      Con la segunda maternidad tienes trabajo doble, pero cuentas con la experiencia y con la capacidad para pedir ayuda en los lugares adecuados tanto reales como virtuales.
      Gracias cariño, otro beso grande para tí.

  2. Gracias panfleto de psicología!! por estas palabras y por el abrazo de ayer!!
    Mi madre siempre dice que hay que ser organizada!! me acordé de ella cuando te leí.
    Gracias por tus conclusiones!! un abrazo apañaa

  3. Si hija…es así. Llora, insufla y vuelta a empezar. Yo hoy no sali de casa, estoy cansada de no se que, de todo, vamos. Tengo dos trabajos la casa y las niñas, que son prioridad. Asi que respiro y vivo sin estres!! Ánimo

  4. Me siento muy identificada con muchas de las cosas que pones.
    Varias veces me han dicho que esta época es un paréntesis en mi vida, pero no se si considerarlo así…simplente son etapas (más complicadas quizá…) pero que hay que disfrutarlas tanto como podamos, por muy cuesta arriba que se haga.
    Un beso!

    • ¡Un parentesis! Claro que no, es quizás una de las etapas más enriquecedoras que podamos vivir. En la dificultad se encierra su gran significado, hay que leer todo lo que nos enseña enfrentarnos al reflejo de nuestra imagen y crecer con ella. Y en los grandes momentos de felicidad absoluta entregarnos al éxtasis que nos entregan los bebés con sus gestos y sus miradas.
      Muchos besos cielo

      • Cariño
        Escribir siempre ayuda.
        Libera, ordena y permite compartir…
        Y los abrazos
        Y las valerianas en buena compañía…
        Te quiero
        Te admiro
        Y a veces te echo de menos
        Besos linda!

      • Me rindo, soy tan social… necesito a personas como tú en mi vida, abrazos sinceros y reír. También me he liberado mucho cuando me he reído contigo, me haces ver la vida con menos drama. Gracias cariño!!

  5. creo que no hay nadie mejor que tú que pueda transmitir estos pensamientos internos. Desde luego creo que esos días son normales en todas nosotras, me he sentido muy identificada contigo, aunque yo sólo tengo un pichón. Sinceramente estoy pensando en un futuro pero no sé si seré capaz de poder con todo y me da miedo la idea de 2. La casa y los niños son un trabajo muy duro, y a veces me siento débil. Lo peor es cuando el cansancio te juega la mala pasada y te pones de mal humor… Y ahora que hace calor, peor!
    El consejo que siempre recibo es organización, creo que es la base pero cómo organizarse cuando no tienes ganas de nada? Debo hacerlo, sino todo va a peor!
    Sin duda te admiro con dos criaturas y te envío un fuerte abrazo. Gracias por compartir, es imposible llegar a todo y como dice una amiga “aunque creas que no haces nada, ya haces bastante cuidando a tu hijo las 24h!” Así que la casa si no está mejor, está peor! Es lo que hay!

    Besotes y cuidaros mucho! (cuídalos!)

    • Por suerte no siempre te sientes así, pero también hay que dar salida a estados emocionales que no son maravillosos.
      La receta mágica es organización y ayuda, hay que pedir ayuda, la corresponsabilidad es la clave, y compartir los momentos duros con las amigas 😉
      Un abrazo y gracias por compartir aquí.
      Muuuuuua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s