Internet, crianza y autocrítica

Estándar

playa

Algo se mueve en el 2.0 maternal y me gusta. Las redes se hacen eco de nuestra naturaleza, la conflictiva, la ególatra, la competitiva. Pero las mentes de mujeres sabias no se hacen esperar y llega la autocrítica, la búsqueda consciente de los mecanismos que nos mueven. ¿Por qué hacemos lo que hacemos? y ¿qué esperamos a cambio?

Ha sido un verano muy fructífero, para pensar y replantear.

Cuando nos sentimos atacados o simplemente en minoría y encontramos un grupo que nos sostiene y subraya, surge la idealización de los conceptos que nos unen. Puede suceder en política, en deporte, en religión, qué duda cabe, y también en torno a la crianza. De pronto te sientes escultor de una súper-raza humana, súper-cuerda, súper-feliz, súper-empática, súper-súper-súper. “La revolución del amor”. Ojo, que soy crítica, pero me agarro a ella como a un clavo ardiendo. ¿Qué sucede si a pesar del amor desmedido, el respeto del ritmo de cada niño, el colecho a demanda, la lactancia a demanda, el porteo a demanda, a veces nuestros niños lloran o no son felices? Ana María Constaín nos habla de los hijos perfectos que esperamos y de los niños reales que encontramos. Pero calma, para todos la vida tiene su cara y su cruz, es inevitable, todas las emociones forman parte de la vida. ¿Y cómo se refleja esto en nuestros blogs? ¿nos escondemos debajo de la alfombra? La sombra existe y no significa que hayamos fracasado, es parte del camino y compartirla nos ayuda a desahogarnos y también ayuda a otros padres y madres que atraviesan momentos similares.

La iniciativa de @Irae fue fantástica: Las sombras de la maternidad, carnaval de blogs donde numerosas madres expresaron sus pesares, un portal para saltar cogidas de la mano.

Siguiendo con la disyuntiva Armando de Bebés y más nos plantea dos cuestiones,  ¿a la crianza con apego le llega la fecha de caducidad cuando el bebé crece y se convierte en todo un niño? En este texto, resalta además, la búsqueda de la excelencia por parte de los padres, ¿es posible que busquemos hinchar nuestro ego realizando la actividad de criar con exquisita técnica? Y por otro lado, ¿es posible la crianza con apego con tres o más hijos?

El texto nos va llevando a la ETIQUETA. Etiqueta con mayúsculas. Aparecen una serie de criterios que definen a la crianza respetuosa o crianza con apego y dentro de la propia tendencia empiezan las riñas, no se admite ni una fisura en la definición, se pugna por conseguir ser el más “purista” o por inventar un nuevo estadio en la cumbre de la pirámide y que conste que yo ya llevo seis meses de lactancia en tándem, entiéndase esto desde cualquier perspectiva, todas me valen.

En ¿Somos comunidad?  Colo Villén declama con un exquisito alegato a la camaradería, apelando al tratamiento horizontal entre nosotr@s, olvidando a los grandes gurús que permiten la existencia del resto. A su vez Myriam Moya nos relata qué sucedió El día en que dejó de ver la sombra de las demás.

La Autocrítica de Ileana Medina no deja espacio a la vacilación, con honestidad certera despliega las cartas sobre la mesa, ¿acaso la competición y la envidia no es otro modo de perpetuar los viejos valores patriarcales que nos encadenan a la repetición de la insatisfacción, una y otra vez?

También Rocío Ayara nos advierte de que Nuestros bebés no van a salvarnos.

Un Post lleno de enlaces y de mucha reflexión. Sin meterme en temas de marcas, rankings y klouts varios. Internet es un fiel reflejo de la vida tangible, con la salvedad de que te acerca a golpe de click con grupos de personas y tendencias de pensamiento remotas de otro modo, pero aquí y allí funcionamos del mismo modo, con vileza. Me he preguntado en muchísimas ocasiones, ¿qué hago aquí? ¿merece la pena tener un blog? ¿qué está pasando en la red? Y por fin he hallado respuesta, aquí y allí hay sabiduría, hay personas que no dan nada por hecho y que cuidan y multiplican su razonamiento a cada paso, creciendo siempre y en continuo movimiento.

Anuncios

»

  1. ¡Zaz! Y si siempre tan sabia y con las palabras adecuadas. Quizás me he dado cuenta de que reaccionamos igual en el 2.0 que en la vida real. Pensé tontamente como dices que podríamos ser “más unidas” y menos viles. Que quizás en vera de una educación nosotros nos salvásemos de nosotros mismos… Demasiado que leer y que reflexionar. Sombras de la maternidad, de la red y de uno mismo.
    Un besote poco desmadroso

  2. Me encanta el post, interesantimisimos links y una conclusion que quisiera haber dicho yo con esas palabras. Pero no soy tan habil. Aunque me alegra infinito haber llegado a la misma conclusión. Tambien he estado reflexionando ultimamente por razones varias, y al final me di cuenta que pese a los “peros” que me pueda encontrar (como en la vida misma), merece la pena, y mucho, aprender tanto de las luces como de las sombras. Un besazo

  3. Muy buena recopilación. Muchos post los había leído ya este verano… otros no. En este mundo 2.0 encuentras gente y estilos de todo tipo y al ir seleccionando unos y otros parece que te mueves en un mundo en el que todos opinan lo mismo, pero cuidado, porque también hay mucha máscara, mucho mundo de color de rosa y mucha competición con el “y yo más”. Es verdad que no todos se atreven a publicar sus miserias, pero precisamente por eso los artículos sobre las sombras de la maternidad son tan interesantes, sinceros y conmovedores. Por eso, al fin y al cabo, quizás lo mejor es, después de leer las reflexiones tan inteligentes y sabias de otras madres y padres, hacer lo que sintamos mejor para nuestras familia, que, al fin y al cabo, es única, Un beso, guapa.

  4. Los grupos son un apoyo pero también son una gran presión. Nunca nos sentimos a la altura del resto. El devenir de las horas y los días son muy distintos a la vida virtual. Pero las reflexiones de otras madres que han pasado por lo mismo que nosotras es un aprendizaje imparable.
    Un abrazo enorme y Gracias por tus estupendas reflexiones

  5. Una gran selección de post, todos ellos me gustaron mucho cuando los leí. Y una gran reflexión también la tuya. En la red como en la vida real hay de todo, y todos tenemos nuestras luces y sombras, pero desde luego hay mucha gente que merece la pena conocer, COMO TÚ!!!
    Un besazo guapa

  6. B R A V O !
    la competición es uno de los temas de los que quería escribir a raíz de una cosa que leí el otro día. Es triste ver y leer según que cosas pero bueno. Realmente aún no sé qué hago aquí 😉
    Besotes guapa!

  7. El post de Armando sobre la caducidad de la crianza con apego me ha hecho pensar mucho, primero porque según van siendo más grandes necesitamos más herramientas y en ocasiones nos es más difícil el día a día, y porque es verdad que observando a mi alrededor veo cierto cambio en la actitud de algunos papás, como si por ser más grande ya tiene que debe…

    Por otro lado tenemos que confiar y saber que ni nosotros los padres ni nuestros hijos son perfectos, Lo hacemos lo mejor que podemos y sabemos, y todos, grandes y pequeños tenemos buenos y malos días.

    Un besazo

  8. Estupendo resumen del verano! Los post de Armando se me habían pasado y me han gustado un montón.
    Gracias!

  9. Totalmente de acuerdo, el mundo 2.0 es un pozo de sabiduría para mi, y dentro de ella el compartirla y saber respetarnos es crucial. Siempre habrá opiniones diversas, para gustos los colores dicen, pero no hay que olvidar que estamos todos en el mismo barco.
    Muy buena reflexión 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s