¿Y tú? Do you speak english?

Estándar

Marco mano englishHoy os traigo una pequeña historia que habla de expectativas, y es que os voy a hablar de nuestra particular relación con el inglés en casa.

Hasta no hace mucho, el gran objetivo de toda una generación de padres era que sus hijos estudiasen una carrera, que sus hijos fuesen a la universidad, sin embargo, los padres contemporáneos esto ya lo damos por hecho y lo que esperamos son universitarios bilingües, mínimo. (Lease este texto con cierto tono de ironía, pero solo con “cierto tono”).

Nuestro plan de ataque fue el siguiente, Marco solo veía la televisión en inglés, cuando la veía, hasta casi los tres años. Alrededor de sus ocho meses, una jovencita de confianza, con perfecto inglés americano, venía a jugar con el pequeño un par de tardes a la semana y aunque aún no hablaba respondía perfectamente a los estímulos en otro idioma. El tiempo pasó y nuestro tesoro de confianza voló libre, se hizo azafata de vuelo y nos dejó sin nuestra primera inmersión inglesa. Era difícil encontrar otra nativa/o en la que confiáramos y nos aventuramos en una Escuela de inglés que comenzaba con un proyecto en el que los bebés asistían a las clases en compañía de sus padres (dos años tenía mi rubio y como ya sábeis no estaba escolarizado). Ésto funcionó muy bien, el niño nos sorprendía con vocabulario nuevo a cada momento, pero el grupo no era costeable para la Escuela porque sólo contaba con dos alumnos, y una baja supuso la extinción del grupo. Había otro grupo de la misma edad, pero sin padres, sospecho que para ellos era más provechoso hacer la compra mientras tanto, la cuestión es que lo probamos y a la tercera clase fue inviable, sólo acercarnos al perímetro de la academia suponía un llanto desconsolado.

El tiempo fue pasando y su contacto con el inglés era algún cuento, algunos dibujos y compartir alguna siesta en el sofá al sonido de un cine en versión original.

Este verano fuimos de viaje al país de Gales y los niños experimentaron la inmersión linguísica. Maia aún no habla, razón por la que utiliza otros medios para comunicarse, pero Marco deseaba hablar y jugar con otros niños y adultos y se topó con la temida barrera lingüística, a veces se enfadaba de pura frustración y otras lograba una suerte de mímica suficiente para reír en compañía durante un ratito.

La conciencia sobre los idiomas fue profunda por parte del niño, me pedía hablar en inglés, ver la televisión en inglés y tenía muchas preguntas acerca del fenómeno lingüístico, de manera que decidí, unilateralmente, apuntarle a clases de inglés en una fantástica escuela de método revolucionario, con profesores nativos, donde se descalzan, saltan, se mueven y no tienen ni sillas. Pero… no deja de ser una actividad extraescolar en un contexto de adaptación al colegio. Si, más leña al fuego. Lo sé, “he pecado” y encima me enfadé y frustré cuando no funcionó.

Marco fue a la primera clase, con cierta expectación y ya no fue a más, me dijo: “Mami al cole si voy, pero al cole de inglés no quiero, me duele el corazón, te echo de menos y quiero estar contigo en el parque”. Lo sé, es un amor y encierra más sabiduría que yo en un millón de años. En mi obcecación, lo intenté un segundo día, era un lugar tan estupendo…, así que lo volvimos a negociar, seguía en sus trece y no lo quise forzar. Volvimos a casa sin hablar y con velocidad frenética, lo dejé con su padre y me fuí a tomar un café muy azucarado. No dejaba de escuchar en mi cabeza: “se cerrará la ventanita, todo el esfuerzo será en vano, no será bilingüe, ni tendrá buen acento inglés, será un español de la media, osea, “como yo”, esto era el apocalipsis, se me revelaba la verdad en mis narices y seguía sin verla.

Suerte que la tarta de zanahoria funcionó, bueno, eso y algunos whatsapps bastante sabios: “¿qué quieres, un niño que sepa inglés o un niño libre?” CATACRACK algo se rompió dentro de mí.

El problema, como siempre que hay una expectativa, es que la necesidad de saber inglés es propia, y también el complejo ¿por qué no decirlo? Quizás debería matricularme yo en Inglés Divertido, esto es así. Los españoles tenemos demasiado complejo con el inglés, pienso que ya es hora de abrazar nuestro propio acento, nuestras particularidades con la lengua británica y potenciar su valor comunicativo por encima de cualquier otra cuestión. A veces el sentido del humor castellano, ése humor negro, ésa sorna cuando algún famoso habla en inglés nos hace un flaco favor, después nos sentimos ridículos, y para los andaluces que además no pronunciamos las eses se hace aún más impostado.

He de andar mi propio camino, mis pasos no son capitales para mis hijos, ellos han de manejar sus propios hitos. Así nacen mis nuevos objetivos: sacudir las telarañas a mi inglés, aceptar y acompañar a Marco y Maia en sus necesidades, proponer para después adaptar a sus respuestas y bueno, lo más importante, amarlos más allá de mis expectativas, sin condiciones, verdaderamente sin condiciones.

El próximo “plan de ataque” es practicar “nuestro inglés” en casa, cuentos y canciones, así, castizos, cantadas y contados por no-nativos.

¿Y vosotros? ¿Tenéis un plan de ataque o de no-ataque con el inglés?

Anuncios

»

    • Me parece un buen plan! Si nosotros tenemos interés es más que probable que ellos también lo tengan, los ejemplos son muy valiosos. Si no quiero que grites, yo no te gritaré a tí, si quiero que tengas curiosidad por los idiomas también la tendré yo.
      Gracias por comentar!!

  1. Pues justo esta semana he estado informándome en distintas academias y el año que viene, en P4, ya podría matricular a Niño. La verdad es que yo quiero ponerles el inglés como una asignatura más, creo que es súper importante para su futuro laboral o personal (si quieren moverse por el mundo) que sepan inglés. Y aunque lo estudien de más mayores también pueden alcancar un buen nivel, como han hecho los de nuestra quinta (yo no me incluyo)

    • Pienso que los idiomas son muy importantes, qué duda cabe, quizás como actividad extraescolar me pesan moralmente, los niños tienen que jugar. En fin, es cuestión de encontrar la solución adecuada para cada familia, y claro, la motivación es muy importante, si un niño, adolescente o adulto quiere aprender inglés, lo hará, tenga acento canadiense, británico o de Minnesota.
      Gracias por pasarte por el blog y por dejar tu impronta. 🙂

  2. Silvia, como siempre tan acertada 🙂 Qué me gusta leerte.
    Justo este tema de conversación lo tuve esta semana con una gran amiga.
    Con el tema del inglés, yo he optado por hacerlo en casa.
    Mis peques no van a extraescolares porque, copiando al gran Marco, “me duele el corazón, los echo de menos y quiero estar con Gonzalo y Emma en el parque”. Creo que las 5 mañanas a la semana que pasamos separados por mi trabajo son más que suficientes.

    Lo que hacemos es ver vídeos de canciones en inglés (en Youtube: SuperSimpleSongs y Elf learning son de mis canales favoritos), ver los dibujos en inglés (Lola & Charlie sobre todo), y de vez en cuando aprendemos algunas palabras sobre un tema (prendas de vestir mientras nos vestimos, partes del cuerpo a la hora del baño, alimentos cuando hacemos la cena…).

    Otra cosa muy útil es ver vídeos de canciones en inglés y luego grabar el audio para escuchar las canciones en el coche. Emma ya se sabe casi todas las canciones y, al ver las imágenes primero, recuerda de lo que están hablando.

    Un capítulo que me gusta mucho es “Descubriendo en inglés” para aprender jugando, del mono Bubba. Lo podéis buscar también en youtube. Tiene canciones de varios temas y luego las escuchamos en el coche.
    Creo que voy a hacer un post en el blog con todo esto 🙂 También podemos hacer una “wiki” para familias ¿no? Voy a darle un par de vueltas a la idea 🙂
    Besos bonita!

    • Muchas gracias Laura, tienes siempre tanto cariño… gracias!!
      Me resistía a trabajar el inglés yo misma con los niños por mis propios complejos, pero ya estamos en la buena senda y donde lleguemos llegaremos.
      Me apunto todas tus propuestas, no las conocía y serán muy prácticas.
      Lo de la wiki puede ser muy útil e interesante interesante 😉
      Un fuerte abrazo bonita!!

  3. Ayyy vaya tema! Mi opción es dejarles en paz con el maldito inglés. Ese cierto tono de ironía con el que dices que leamos tu texo, para mí es un tono de ironía al cien por cien… La gente se vuelve loca con el inglés, hay guaderías bilingës, y es como si jamás en la vida pudieran aprender inglés si no lo hacen a los 2 años.

    Hay muuucho tiempo para aprender. Hoy en día hay muchos métodos buenos, hay programas para niños en el extranjero, ya no es como antes que sólo estaban las clases cutres e insuficientes del cole. Y eso de que es muy importante la inmersión antes de los 3 años, que si hacen oído y bla bla bla… Pues mira, no digo que no sea verdad en parte, pero no es excluyente de poder aprender inglés SIN NINGÚN PROBLEMA a los…. 8 años, por ejemplo. Y no, no les va a costar más! Lo que le va a costar a un bebé es que le tratemos como si fuera un estudiante universitario, le forcemos y pretendamos “desarrollarle académicamente” en vez de jugar con él y amarle, simplemente. No lo digo por ti, lo digo en general. 😉 Y a lo mejor tu hijo (otra vez hablo en general) odia el inglés a los 7 años después de que tú le hayas impedido ver dibujos en su idioma durante los primeros tres años de su vida.

    Hoy en día si no les pones la tele en inglés a tus hijos parece que hasta les maltratas. Pero de verdad alguien puede creer que por ver unos dibujos de vez en cuando en inglés su hijo va a aprender el idioma?

    Una amiga mía hizo eso con su hija. El año pasado, a los 3 años. la niña se negó a seguir viendo las pelis y los dibujos en inglés. Decía que no se enteraba bien. Claro!! Pues la madre erre que erre, que no, que las pelis se ven en ingles.

    Estamos locos.

    Perdón por la dureza del comentario, es que este tema me pone casi tan mala como el de “si no van a la guardería no socializan”.

    Son muy peques, dejémos les en paz un poco.

    Un besazo Silvia!

  4. Comprendo lo que dices, pero he comprobado empíricamente que es cierto, para aprender un idioma sin esfuerzo debe ser con una inmersión profunda y lúdica. Marco estaba aprendiendo inglés a la misma vez que español, el sistema de au-pair es un acierto seguro, lo complicado es encontrar a la persona adecuada y pagarle, claro, los niños no están estudiando un idioma, sencillamente lo aprenden.
    En cuanto a las guarderías bilingües no creo que sean una mala idea, todo lo contrario, y por supuesto antes de los dos años, antes de que empiecen a hablar, esto es así nos moleste más o nos moleste menos. Otra cosa es que no creo en las guarderías, siempre buscaría otra opción, al menos hasta los dos años, ni castellanas, ni bilingües, pero eso ya responde a las posibilidades de conciliación de cada familia, tema complicado donde los haya.
    Hay mucho tiempo para aprender un idioma, sin duda, pero eso ya sería estudiar un idioma y realmente habría que dedicarle un tiempo, mi objetivo era restarle ese tiempo de estudio cuando fuera más mayor, insisto no es igual estudiar que aprender cuando eres muy pequeño.
    No he sabido gestionarlo de la manera adecuada, o más bien en función a mis posibilidades y no pasa nada, pero después será una cuestión de ellos, decidirán qué les motiva e invertirán su tiempo en lo que crean adecuado, y si no saben más que chapurrear inglés no pasa nada, of course!! El tema es que mi desconocimiento profundo del inglés hizo que yo perdiese oportunidades importantes en mi vida profesional, pero eso ya es harina de otro costal, y como digo, mis hijos no han venido a vivir mi vida, han venido a vivir la suya.
    Después cuesta más trabajo aprender un idioma, claro que sí, y te sorprenderías, en serio, de lo que aprenden del modo adecuado, jugando en compañía. Tratar a los bebés como universitarios, estoy de acuerdo, no es funcional y pueden hacer que odien aquello que quieres que aprendan, es por esto que no seguirá en la Escuela de inglés, evidentemente ya hemos perdido el tren del aprendizaje lúdico para empezar a estudiar y ésa no es la vía.
    Por otro lado, en muchos países europeos no anglo-parlantes el cine y las series se ven en inglés con subtítulos, la riqueza idiomática está integrada, para mí ver cine doblado es una aberración y no es postureo. En casa el inglés y otros idiomas están presentes, si no quiero que los niños vean televisión, yo tampoco la veo, si no quiero que beban refrescos, yo tampoco los bebo, si quiero que amen la cultura, yo también la amaré.
    También estoy de acuerdo contigo en que si un niño no quiere ver televisión en inglés es absurdo obligarle.
    Muchas gracias por tu comentario, quizás no me había explicado bien, suelo dar muchas cosas por sabidas por no escribir más de 600 palabras.
    Un fuerte abrazo!! Seguimos compartiendo!

    • Ya, yo tampoco me he explicado, creo. Realmente el inglés no es malo, ni los dibujos en inglés ni las guarderías con inglés. Lo malo (para mí, por supuesto, para otra a lo mejor no) es por qué las guarderías incluyen el inglés, por qué nosotras queremos que nuestros hijos lo aprendan. Ese miedo a ser un fracaso académico antes incluso de que el niño sepa subir unas escaleras. Ese darle importancia a un idioma en las guarderías por encima de los brazos, los mimos, del respetar los ritmos individuales…

      Si un niño se cría en un entorno bilingüe no necesitará estudiar el idioma de mayor. En todos los demás casos sí. Le costará menos pero le costará.

      En otros países ven el cine en versión original y eso es bueno. Pero tampoco es horrible verlo doblado. Sobretodo si los padres lo hacen! Aparte de que esos niños de esos otros países tienen el inglés en su día a día mil veces más que los españoles, por eso a veces sí es un poco “postureo” aquí lo de “mi hijo ve la tele en inglés” cuando no hay nada más de inglés a su alrededor y evidentemente en ese caso el niño tendrá que estudiar inglés si quiere aprenderlo (y que conste que no estoy en contra de que se les ponga la tele en inglés, sólo digo que no es tan fundamental en su educación y desarrollo como personas). A lo que me refiero es a que se le da importancia a que los niños aprendan inglés por encima de otras cosas que son muchísimo más importantes, y que quizá no nos hagan encontrar un trabajo mañana (o sí), pero sí nos permitirán ser mejores personas y quizá luchar por que este mundo sea un poco mejor. Pero nadie quiere enseñar a sus hijos inteligencia emocional, nadie le da tanta tanta importancia a las artes o al contacto físico o a educar sin castigos… No sé.

      Que sí, que inglés sí, pero al igual que otras muchas cosas que a esta edad se pueden aprender jugando. Inglés sí pero no abocando al niño al fracaso si no sabe 100 palabras a los 3 años. Que sí, que sé lo que es buscar curro con un nivel casi nulo de inglés, pero que un poco de calma… Creo que a estas edades lo de ir formando su CV es secundario o al menos no es tan tan crucial como algunos padres lo sienten.

      Quizá yo hablo de otras personas eh? Personas que ni de coña ven las pelis en versión original, que piensan que coger en brazos a un bebé es malo, y que llevan a sus bebés a guarderías bilingües porque “si no lo aprenden ya luego les costará más y hoy en día el inglés es imprescindible”. Personas que luchan por que sus hijos tengan un gran puesto de trabajo en el futuro pero que no le dan importancia a que sus hijos en el futuro no sean capaces de decir un simple te quiero o no sean creativos o empáticos o solidarios…

      Perdón por enrrollarme tanto!! Besos!! 🙂

  5. Curioso pero te diría que le dieras oportunidad…no necesariamente son inseguridades propias si no también métodos. Critter en la guardería era feliz con el inglés y ahora en el cole dice que no le gusta porque es muy aburrido. Así que hemos vuelto a la guarde a las clases de inglés y le emociona ver Peppa Pig y entender que Pig es cerdo. Así que los idiomas mientras más pequeños mejor. A ti que te gusta mucho la estimulación el método Doman pero con tarjetas en inglés me parece de lo mejor. Un beso desmadroso

  6. Es muy importante, claro, en eso todos de acuerdo, pero yo lo de forzar a los peques no lo veo… me da pena y si lo piden como el tuyo… uffff
    Yo en casa le pongo los dibus en inglés pero con 14 meses tampoco les hace mucho caso, seguiremos lo que hacéis porque seguro que nos ayuda 😉

  7. Aquí entre el catalán, el español y la obsesión del papá de mi bichilla con el inglés, la niña con 11 meses ya tiene un batiburrillo de idiomas que yo creo que no se entera de nada. Lo único que entiende es el NO, ya ves tú qué bien empezamos con una palabra que se lo limita todo. Yo no soy partidaria de forzar a los niños con actividades extraescolares y menos si no les gustan Una cosa es que vayan a clase de inglés, se diviertan,lo vean como un juego, pero para ir sufriendo desde tan pequeños ¡que se quede a tu lado si es lo que quiere!

  8. Lo peor que se puede hacer es obsesionarse. En mi opinión es suficiente con aproximar a los niños a la lengua extranjera: cuentos, dibujos, pelis, y si puede ser con contacto con algún nativo o alguien que le habla todo el rato en inglés, pues mejor, pero darle demasiada importancia ya has visto que es contraproducente, se pierde por completo la motivación.
    Yo doy clases de inglés (y en inglés) a unos cuantos peques en una academia por las tardes, y la verdad es que no me gusta nada la actitud de algunos padres al respecto. Creen que van a salir angloparlantes en unos meses, y eso es imposible. Así que, aunque no te conozca, me alegro mucho de que te lo hayas replanteado, y sobre todo cómo te lo has replanteado. Piensa que siempre lo tendrán más fácil que nosotros, que prácticamente no hemos oído el inglés más que unos minutos a la semana en el cole.

  9. Nosotros no nos hemos agobiado mucho. Les he contado y comprado cuentos, han visto dibujos y las he llevado a actividades (talleres y cuentacuentos) en inglés. A veces mostraban rechazo, pero la mayoría de las veces les daba curiosidad y ahora en el cole se han puesto las pilas y están llevando bastante bien el tema del bilingüismo. Y he notado qu están bastante motivadas, cantan muchas canciones y están ampliando mucho vocabulario. Yo no empecé tan pronto y alcancé un nivel bastante aceptable, así que confío en que sí ellas quieren, también podrán hacerlo y seguramente lo hablarán mejor 🙂

  10. Pues la verdad es que es algo que de momento no hemos pensado. En el cole recibe 7 horas de clase con un nativo que sólo les habla en inglés y personalmente creo que las academias no funcionan. Lo que funciona es la inmersión, algo que veremos cuando sea más mayor 😉
    Un abrazo

  11. Mi niña de 6 meses tendrá dos idiomas: español de la mamá y alemán del papá. ¿Cómo dar cabida al inglés? creo que el inglés tendrá que esperar hasta los años de escuela…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s