Operación pañal (B)

Estándar

Maia roquera

Y llegó la “operación pañal” por segunda vez. La pequeña Maia decidió, como hiciera en su día su hermano, deshacerse de lastres. Pero no era la primera vez, en Diciembre del año pasado, cuando tenía 22 meses, hizo su primer intento, se desprendía del pañal y se resistía con vehemencia a que se lo pusieramos de nuevo; dudamos mucho, la veíamos pequeña, pero ante su insistencia y en nuestro propósito de respetar sus decisiones, máxime cuando se trata de su propio cuerpo, accedimos. Justo es decir que la primera vez que se orinó encima, se asustó tanto que nos pidió de nuevo el pañal, final de partida.

Cuando despuntaba la primavera nos hicimos con este cuento, ¿Puedo mirar tu pañal? divertido, con solapas, escatológico, con todos los ingredientes que adoran los niños. Un ratoncito se dedica a mirar el pañal de sus amigos y va descubriendo las diferentes características de las cacas de los demás animales. En la línea del cuento de “El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza“, pero con una clara finalidad práctica, motivación para dejar el pañal.

libro pañal

Podéis encontrar más cuentos en el blog de Tigriteando: 20 Cuentos para dejar el pañal, una excelente selección.

La cuestión es que justo cuatro días antes de nuestro viaje a Francia la pequeña Maia decidió que no aguantaba el pañal ni un segundo más. El momento era nefasto, vuelos, coche de alquiler, casas que no eran la nuestra… intentamos disuadirla pero estaba dispuestísima, así, tuvimos que encontrar un término medio para noches y desplazamientos, la braguita pañal, ésto podría confundirla pero nos vimos obligados. De esta manera empezamos a frecuentar todos los baños franceses, ya sabéis como va, la curiosidad es grande por esta nueva faceta y resulta divertido ir al baño; restaurante que visitábamos, baño que frecuentábamos al menos dos veces. Maia, lógicamente, no tenía orinal en Francia ni ningún tipo de adaptador, pero no fue necesario, se sentía preparada y curiosa, éste sí era su momento. Amanecía con el pañal seco y en el último albergue había fundas de plástico en las literas, así que nos atrevimos a eliminar el pañal nocturno y no ha habido ningún escape desde entonces, tampoco en las siestas y ya hace más de un mes.

Una vez llegamos a España retiramos definitivamente el pañal y curiosamente sí empezó a haber algún accidente, a veces no avisaba cuando tenía ganas de ir al baño. La anécdota más graciosa fue una mañana que salimos de turismo por nuestra ciudad, la operación pañal iba tan bien que olvidé la regla número 1, ropita de recambio, desde luego todo un despropósito. El caso es que tuvo un pequeño escape que ni llegó a los pantalones, de manera que continuamos nuestra excursión sin braguitas y a media mañana en una conocida franquicia la niña se agachó y en un microsegundo había un contundente leño a lo largo del suelo. ¡Horror! Lo recogí con las tres toallitas que me quedaban y nos fuimos pitando a la primera cafetería que encontré; hicimos uso del lavabo, le coloqué las braguitas que estaban un pelín orinadas y nos dirigimos con urgencia a la tienda más próxima de ropa para niños, suerte que estábamos en el centro, fue bastante bochornoso aunque lo recuerdo con una sonrisa en la cara.

Una vez superada esta regresión podemos decir que Maia ha dejado definitivamente el pañal, noche y día. Es posible que surja algún escape, claro, pero no veo mayor problema, controla perfectamente y aguanta muchas horas sin orinar, las normales; la caca va bien, en casa utiliza orinal pero fuera sigue sin tener problemas con los WCs salvo que estén muy sucios, como cualquiera de nosotros.

Mi consejo de madre, que no de experta, es esperar el tiempo necesario, todo el tiempo que sea preciso hasta que el niñ@ nos pida su independencia en asuntos de aseo, no forzar y jamás regañarles cuando ocurra algo que no esperamos, tan solo tiempo y mirada, cada niño tiene su reloj. Ah y una mudita por si acaso 😉

Sobre el Control de esfínteres por Laura Gutman.
Sobre el Control de esfínteres por Carlos González

 

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s