5 años de Marco

Estándar

DSC_1681

Cinco años y cada vez más tú, tanto que siento pudor al escribir sobre ti, pudor de abrir esa ventanita, pudor de contarte. Ya he hablado muchas veces de lo emocionante que es vivir a tu lado, asombrarme con tus ocurrencias, madurar contigo… pero ¿cómo no hacerlo? si eres, sois mi pensamiento puro.

Comparto mi lecho con vosotros, puedo oler tus rizos, calmar tu respiración cuando se agita, escuchar tus sueños, porque ¿sabes? hablas mucho cuando duermes, hilvanas tus historias y desmadejas tus miedos y me siento como una privilegiada espectadora. Ésa es la verdadera cuestión, cada vez más espectadora, cada vez menos actriz, y es que a cada paso tú eres más tú. Las horas se suceden sin que nos veamos, decenas de personas plantean un reto para ti y con tus jóvenes emociones resuelves, o no, y guardas tus experiencias, a veces me las cuentas y otras no. Trato de adivinar, trato de soltar.

Los retos son nuevos o quizás siempre fueron los mismos, los vestimos con distinta forma pero su hondura es inmanente, la sombra, la gestión de las emociones, la frustración frente a la perseverancia, la tolerancia en su múltiples acepciones, la paciencia, encajar las críticas, aceptar la ira, el enfado, el propio y el ajeno sin dejar que nadie salga herido. Cuando tienes un bebé o niño pequeño luchas con tus límites cuando te agotas de estar siempre disponible, cuando ni tu cuerpo, ni tu espacio, ni casi tu pensamiento te pertenecen; cuando has de acompañar con calma una rabieta, el vulgar cansancio nada más o una vivencia no expresada, pero cuando el niño ha crecido, como tú,  te desarrollas entre iguales, entran en juego los valores sociales que sostienen nuestra cultura, la moral y la ética. ¿Cómo ayudarte a resolver tus dilemas? Abrillantamos sin cesar el puente que nos une, confiando que no se rompa, me cuentas tus historias, mitad fantasía, mitad relato emocionado y hemos de escucharte aceptando, sin ser jueces, aunque no siempre sabemos. Tu padre y yo vamos sembrando semillas y hablamos contigo de todo lo que ansías saber, polarizas tu discurso entre lo bueno y lo malo y hay matices, muchos matices pero la luz y la sombra te sirven para clasificar la realidad que percibes.

La naturaleza del mundo siempre estuvo ahí, pero tus preguntas infinitas sobre la vida y la muerte, sobre el bien y el mal, el fuerte y el oprimido han ganado mucha relevancia en este último año y sí, los cuentos e historias y el advenimiento de la saga Star Wars han venido a socorrernos. Anakin Skywalker se dejó arrastrar por su miedo, no controló su frustración, buscó el camino “fácil” y regresó como Lord Vader, justa lección que explica tanto y tanto. Escogiste la calma de la senectud, la sabiduría de Yoda las grandes enseñanzas del maestro jedi, la primera opción en la vida es la negociación, la paz que devuelven las palabras honestas, y eso ya lo sabes, aunque el poder de los sith pueda hipnotizarnos por su intrigante puesta en escena. Es tan estimulante movernos a través de tu mitología y juntos enfrentarnos a dilemas cada vez más complejos… gracias por eso.

La construcción de tu identidad ocupa todas tus horas, por oposición o imitación no pierdes detalle. Experimentas con pequeños detalles qué significa ser diferente, como cuando deseabas llevar corbata o disfrazarte para ir parque. En otras ocasiones quieres mimetizarte, como cuando me pediste “una camiseta de esas de números”, de las que usan tus compañeros “futboleantes”. Me preguntas si se reirán de ti si usas una toalla morada, de chica, empiezas a conocer la presión del entorno, los estándares que se esperan, si compensa saltárselos. La aventura de crecer no hace mas que empezar, aún no me he repuesto del día en que naciste, de la bruma que me abrumó pero no hay tiempo para tomar distancia, la senda se desliza y continúa, atraviesa bosques y cruza ríos, si nos mojamos, al menos nos mojaremos juntos.

Feliz cumpleaños amor.

 

4 años de Marco

3 años de Marco

2 años de Marco

1 año de Maia

2 años de Maia

Anuncios

»

  1. Hola, sólo quería darte las gracias por tu blog. Soy mamá de trillizos y leerte me hace tanto bien.

    Gracias de corazón y toda la felicidad del mundo para Marco!!!

  2. Me ha gustado mucho tu post, tengo también un peque de 5 años y ya he asumido que ya no es un bebé… Poco a poco se hacen al mundo y como bien dices, pasamos a ser espectadoras… Pero espectadores VIP! Enhorabuena a ti y a Marco… 🙂

  3. Pingback: Lecturas interesantes de esta semana (9-16 de Octubre) | Mama i miu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s