¿Por qué Halloween?

Estándar

Halloween

¿Por qué Halloween? ¿Por qué el pasado fin de semana se inundaron las calles con seres de otro mundo? ¿Y por qué no? Pienso que cuando algo sucede es porque lo estábamos deseando, igual que cuando gana un partido político al que detestas, parece una locura, pero lo cierto es que el pueblo se ha pronunciado y solo queda vivir la frustración y mantener la  esperanza de que no será tan malo. Creo que en esta ocasión ha sucedido ésto mismo, nadie parece querer la fiesta de Halloween pero es un hecho que ha sumado y sumado trascendencia en nuestro país.

He leído críticas que acuñan la nacionalidad como un impedimento, resulta que es una fiesta estadounidense y nosotros somos muy puristas y castizos, muchos tuits rezan cosas similares a esta: “Que celebremos Halloween es como si en Wisconsin bajasen de romería por el Mississippi al Cristo de los Faroles”; y me tengo que reír, ¿entonces no deberíamos probar el chocolate belga? En la Alpujarra granadina hacen uno estupendo, ¿o el problema son los Estados Unidos de América? En tal caso os insto a que dejéis de consumir el CINE con mayúsculas, mucho mejor Águila Roja que Juego de Tronos, olvidaros de vestir con vaqueros, ni que fuerais a un rodeo, ya sabéis que La Casera tiene su propio refresco de cola, y además, no sé por qué estáis tan orgullosos de Gasol, ¿quién quiere jugar en la NBA?

Demagogias a parte y sólo por seguir la línea de las críticas, no todo lo extranjero es malo, liberaos de ese prejuicio, además, que celebremos una fiesta que a priori parece lejana no la exime de pasar por la batidora y que la latinicemos y adaptemos a nuestras expectativas y necesidades. Es muy interesante este artículo donde un ciudadano estadounidense observa nuestro Halloween con sus gafas yanquis, le resulta curioso por ejemplo, que nos disfracemos de seres malignos, allí apenas lo hacen, sencillamente se disfrazan y si es de algo gracioso mucho mejor. Para mí es retrógrado cerrarte en la bandera de lo propio porque levantas muros y fronteras y es probable que te pierdas mucha belleza y las grandes ideas que moran en otros lugares, aunque no se te hayan ocurrido a tí o a tus antepasados.

Brownie Halloween

Aún así, si le sigues viendo ese problema hay una gran noticia, resulta que la fiesta de Halloween (que significa víspera de todos los santos, no es algo tan demencial y alejado de nuestra realidad) tiene origen celta, si, origen europeo, se llamaba Samhain y conmemoraba el final de la temporada de cosechas y el principio del largo invierno, fueron los irlandeses los que llevaron esta fiesta al nuevo continente. The winter is coming.

Las fiestas como fenómeno no son tan distantes entre unas culturas y otras, van mutando en función de la mística propia de cada región pero su origen es común, somos seres humanos y nos debemos a lo que comemos, de modo que las estaciones y el clima inciden directamente en nuestras fechas claves, solsticios y equinoccios que la cultura católica renombrara en su día a saber: fiesta de todos los Santos, Navidad, Semana Santa y San Juan. El día de los Santos existía antes que el propio concepto de cristiandad y era Samhain. Nuestros antepasados sentían miedo de la oscuridad y el frío, la noche se alargaba y les restaba capacidad de maniobra, se encomendaban a la oscuridad y en su mística tallaban nabos en los que introducían velas para ahuyentar a los malos espíritus, además dejaban dulces en las ventanas para tenerles contentos, apelando así a su piedad y buena disposición, cuando la celebración cruzó el atlántico se cambiaron los nabos por calabazas más endémicas allí pero no es demasiado diferente.

Desde que tengo niños puedo ver sin artificios nuestros más puros instintos y cómo se van poblando y complejizando, sin duda el miedo es una emoción básica. Pienso que con este tipo de fiesta niños y grandes nos enfrentamos a lo que nos asusta dándonos la oportunidad de banalizarlo, nos reímos de los monstruos, nos sentimos como ellos, comprendemos que son ficción, vivimos otras vidas y además comemos dulces, que en el mejor de los casos nos da un desconocido, otro tabú. Por una noche desafiamos toda lógica y jugamos con lo tenebroso.

Arañas-galleta de Halloween

Me habéis pillado, me encanta Halloween, es fantástico que la readaptemos a nuestras circunstancias y que disfrutemos de esta fiesta y si además tienes niños las posibilidades se disparan. Maquillaje, disfraces, merienda golosa con los amigos, cuenta-cuentos de miedo, cine de género, manualidades, repostería… y si además tenéis un niño como Marco y su fascinación por lo temible desde que contaba apenas un año, no os podéis ni imaginar.

Solo puedo añadir que mi fascinación por lo temible es también una de mis grandes aficiones, la novela gótica y el cine de terror son mis pasiones y si además creadores como Tim Burton elevan su belleza en cada una de sus obras no puedo más que alegrarme de que una semana al año la condensación de lo tenebroso se eleve.

Cómo Halloween derrotó a Todos los Santos, artículo de el diario El País.

Repostería de Halloween: Brouwnie de Halloween, Arañas-galleta.

Manualidades con papel para Halloween.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s