Archivo de la etiqueta: mamás blogueras

¿Cerrado por vacaciones?

Estándar

la orillaComo una piedra que devuelven las olas, que rueda, gira y se arrastra. Pero se arrastra con tanta gracia y armonía que nadie diría que se erosiona, suaviza o modifica. Vuelve una y otra vez. No me canso de mirarla.

Hoy es tiempo de una reflexión de bolsillo a cuenta de mi mutismo. Puede resultaros familiar. La primera semana transcurre sin apenas tiempo, quizás también la segunda, la vida familiar es absorbente y los conciertos de final de temporada apremian, sin embargo tengo esa llamada en el estómago, deseo escribir, volver a este lugar, nunca me olvido. Los días se amontonan y se levanta el muro del miedo, ése que te visita cuando pierdes el hábito, no me faltan los Posts en la cabeza, deslabazados pero presentes, sin embargo siempre encuentro la excusa para no sentarme al teclado, trato de convencerme de que hay otras prioridades, pero ya sabemos que las prioridades dependen de aquel que las define.

Continúa deshojándose el calendario. Ya dudo de todo. “¿Pero a quíen puede importarle lo que yo opine de una película?” “¿Y qué más da si mis criaturas duermen en mi cama o en sus literas? ¿a quién le importa?” Me acuso de ególatra, ¿por qué tengo un blog? Un día pienso en una nueva sección sobre cuentos infantiles y al siguiente me lastimo por imaginarlo siquiera. Caústica e implacable conmigo, para no perder la costumbre. Mis Posts informativos me resultan intrusistas, no soy matrona, asesora de lactancia, doula, pedagoga, psicóloga o escritora. Mis Posts personales, mis reflexiones de bolsillo, mis divagaciones tales como esta, ¿a qué responden? ¿de qué se trata? ¿de un diario público? ¿desde cuándo un diario es algo que se publica en Twitter? (Seguramente desde que existe Twitter, Facebook y otras). ¿Qué nos pasa? ¿Por qué algunos aireamos nuestra intimidad?

Francamente, no lo sé y a veces me asusta, sin embargo aquí estoy, hoy me he sentido valiente y he querido asomarme a mi bitácora, romper el hielo, ser vuestro espejo, sentiros al otro lado, compartirme y recibiros también, porque es mucho lo que encuentro y no he cambiado de fase vital, sé que necesito este blog y que me mueve el mismo viento que me empujó a la plataforma wordpress con la intención de abrirme en canal.

La mamá corchea no ha cerrado por vacaciones, anhelaba las letras de ida y vuelta, anhelaba incluso las palabras que no se dicen, las que sólo se leen y bueno… quería agradeceros vuestra presencia, vuestra energía, a los que comentáis bajo el texto, a los que lo hacéis de manera privada, a los que lo hacéis en persona, a los que me reconocéis por la calle, a los que vienen y se quedan, a los que vienen y se van, a todos los que me habéis regalado vuestro tiempo, a todos gracias.

 

Los ojos que dan

Estándar

Tengo un subidón brutal de oxitocina.

O puede que sólo sea que estoy contenta, siento una corriente eléctrica por mis brazos, por mis piernas, por mis dedos… Pareciera primavera.

Y es que preciosas y esperadas vidas comienzan a asomar con su dulzura, dónde miro hay emoción por la inminencia o alegría por la certeza.

Mujeres bellas me brindan sus ojos que son ventanas.

Encuentro en la bandeja de entrada hermosas cartas de palabras limpias, resuenan sus vivencias en mi interior y su sabiduría ahonda en mi conciencia.

Me siento acompañada y valiente para conocer más y más.

He vuelto al círculo y he sonreído con mis comadres.

Regreso a casa y pienso en aquellas otras que también están conmigo, allende los mares, allende los kilómetros, a un click de generosidad compartida.

La sensación es de ofrecer, de dar, de estar, eso quiero, eso hago y lo mejor es la sorpresa, lo mucho que se encuentra en otros ojos, en otros oídos, en otro corazón.

La energía que me movió a abrir el blog vuelve con fuerza, el astío que me atravesaba me abandona por fin. Este viaje interno ya me transforma y me expande, me devuelve de nuevo, igual pero siempre diferente.

Tengo ganas de reír, de contar, de imaginar. Confío, relativizo, dejo correr. Acepto, sonrío, veo la luz, atravieso las tinieblas, me despido de mi baby-blues, me reencuentro, me saludo y saludo.

Ya no tengo miedo a mi prosa, a mi canto, a mi “flower-power”.

Gracias por estar y ser. A los de carne y hueso, a los de carne y banda ancha, a las hermosas valientes y a los valientes por ser hermosos. Afortunada por vuestra presencia, porque siempre comentáis mis desvaríos, no los comentáis, los compartís y los dejáis pasar. Gracias siempre gracias.

Internet, crianza y autocrítica

Estándar

playa

Algo se mueve en el 2.0 maternal y me gusta. Las redes se hacen eco de nuestra naturaleza, la conflictiva, la ególatra, la competitiva. Pero las mentes de mujeres sabias no se hacen esperar y llega la autocrítica, la búsqueda consciente de los mecanismos que nos mueven. ¿Por qué hacemos lo que hacemos? y ¿qué esperamos a cambio?

Ha sido un verano muy fructífero, para pensar y replantear.

Cuando nos sentimos atacados o simplemente en minoría y encontramos un grupo que nos sostiene y subraya, surge la idealización de los conceptos que nos unen. Puede suceder en política, en deporte, en religión, qué duda cabe, y también en torno a la crianza. De pronto te sientes escultor de una súper-raza humana, súper-cuerda, súper-feliz, súper-empática, súper-súper-súper. “La revolución del amor”. Ojo, que soy crítica, pero me agarro a ella como a un clavo ardiendo. ¿Qué sucede si a pesar del amor desmedido, el respeto del ritmo de cada niño, el colecho a demanda, la lactancia a demanda, el porteo a demanda, a veces nuestros niños lloran o no son felices? Ana María Constaín nos habla de los hijos perfectos que esperamos y de los niños reales que encontramos. Pero calma, para todos la vida tiene su cara y su cruz, es inevitable, todas las emociones forman parte de la vida. ¿Y cómo se refleja esto en nuestros blogs? ¿nos escondemos debajo de la alfombra? La sombra existe y no significa que hayamos fracasado, es parte del camino y compartirla nos ayuda a desahogarnos y también ayuda a otros padres y madres que atraviesan momentos similares.

La iniciativa de @Irae fue fantástica: Las sombras de la maternidad, carnaval de blogs donde numerosas madres expresaron sus pesares, un portal para saltar cogidas de la mano.

Siguiendo con la disyuntiva Armando de Bebés y más nos plantea dos cuestiones,  ¿a la crianza con apego le llega la fecha de caducidad cuando el bebé crece y se convierte en todo un niño? En este texto, resalta además, la búsqueda de la excelencia por parte de los padres, ¿es posible que busquemos hinchar nuestro ego realizando la actividad de criar con exquisita técnica? Y por otro lado, ¿es posible la crianza con apego con tres o más hijos?

El texto nos va llevando a la ETIQUETA. Etiqueta con mayúsculas. Aparecen una serie de criterios que definen a la crianza respetuosa o crianza con apego y dentro de la propia tendencia empiezan las riñas, no se admite ni una fisura en la definición, se pugna por conseguir ser el más “purista” o por inventar un nuevo estadio en la cumbre de la pirámide y que conste que yo ya llevo seis meses de lactancia en tándem, entiéndase esto desde cualquier perspectiva, todas me valen.

En ¿Somos comunidad?  Colo Villén declama con un exquisito alegato a la camaradería, apelando al tratamiento horizontal entre nosotr@s, olvidando a los grandes gurús que permiten la existencia del resto. A su vez Myriam Moya nos relata qué sucedió El día en que dejó de ver la sombra de las demás.

La Autocrítica de Ileana Medina no deja espacio a la vacilación, con honestidad certera despliega las cartas sobre la mesa, ¿acaso la competición y la envidia no es otro modo de perpetuar los viejos valores patriarcales que nos encadenan a la repetición de la insatisfacción, una y otra vez?

También Rocío Ayara nos advierte de que Nuestros bebés no van a salvarnos.

Un Post lleno de enlaces y de mucha reflexión. Sin meterme en temas de marcas, rankings y klouts varios. Internet es un fiel reflejo de la vida tangible, con la salvedad de que te acerca a golpe de click con grupos de personas y tendencias de pensamiento remotas de otro modo, pero aquí y allí funcionamos del mismo modo, con vileza. Me he preguntado en muchísimas ocasiones, ¿qué hago aquí? ¿merece la pena tener un blog? ¿qué está pasando en la red? Y por fin he hallado respuesta, aquí y allí hay sabiduría, hay personas que no dan nada por hecho y que cuidan y multiplican su razonamiento a cada paso, creciendo siempre y en continuo movimiento.

Minientrada

El ser humano se socializa, se relaciona. En casa, en el trabajo, comprando el pan.

Vivimos en familia, con mascotas, con amigos, incluso con desconocidos. Aquí, en esta esquinita de la blogosfera se apuesta por el contacto, el apego, la disponibilidad para con nuestros niños, el piel con piel, el mirarse a los ojos.

Pero en este proceso mamífero de olernos, tocarnos, observarnos y escucharnos, poco a poco vamos encerrándonos en nuestro ser, caminando entre centenares de personas, con rapidez y sin rozarnos. Viviendo en ciudades que se engarzan con pueblos inmensos y en pisos cual avispero, pero sintiéndonos solos, sin afinidad, sin conexión ni con nosotros mismos.

A este contexto llega INTERNET, la red de infinitas posibilidades y recursos, que no cesa de inventar. Y cual invento humano construye las redes sociales, articulando diferentes maneras de estar y conectar. Puedes compartir tus inquietudes sobre bonsáis con otros amantes de este arte, sin preguntas ni presentaciones. Puedes también comentar y apreciar las fotografías de otras personas. Expresarte en un blog y obtener respuestas en resonancia y adscribirte a una red social como Twitter y configurar tu propio perfil, escuchando lo que te interesa, hasta que te interesa, a un solo golpe de “unfollow” .

Así me enredé en este “madremagnum”, conectando con madres y padres, intercambiando consejos, inquietudes. Sintiendo el dolor ajeno, preocupándome por la fiebre de niños que no conozco, alegrándome por el bienestar de las mujeres hermosas y valientes y por el de los hombres valientes y hermosos que están a un golpe de click, participando de sus noches en vela, de sus reivindicaciones por la conciliación, y de su consternación ante un país que se colapsa.

¿Qué esta ocurriendo con el modo en el que interactuamos? El estresante sistema nos condena, a la prisa, al no llegar, al no mirarnos. Ya ni siquiera hablamos por teléfono usamos WhatsApp, sin tono de voz, concisos, propiciando conversaciones entrecortadas que sabes cuando empiezas, pero no cuando acabas. Esta nueva estructura del s. XXI aleja a nuestros amigos a cientos e incluso miles de kilómetros, dejamos nuestros pueblos, y aquellas personas con las que conectamos cuando estudiábamos, con las que sobre el césped de la facultad cambiábamos el mundo, no están disponibles para abrazarlas, largas distancias se yerguen entre nosotros. Nuestras vidas se conducen por senderos dispares, no quieres ser la inoportuna “mami” que haciendo gala de su “pasmo maternal” solo habla de portabebés y de “baby-led-weaning”. Entonces encuentras la red, las comadres que te escuchan, la tribu que te falta, el apoyo que esperabas y necesitabas.

Pero el ser humano nunca está conforme, contento, feliz, satisfecho y surge la tremenda necesidad de “desvirtualizar”. Leer no es suficiente, necesitamos el contacto que nos define, aprender de los gestos, conocer la música de las voces amigas y el abrazo que nos conecta como especie.

De esta iniciativa desvirtualizadora surge el #15J. Tres madres bloggers tienen la iniciativa de conocerse y comentan sus pesquisas por Twitter. Raudas, otras se unen al grupo, el globo se hincha y llega un momento en el que se hace urgente una organización. 50 bloggers, lista de espera para participar en el evento, sponsors. Se ha convertido en todo un movimiento con hashtag propio, manifiesto, “anti-concursos”… En fin, un claro ejemplo de la actitud socializadora que nos caracteriza y de la rapidez de de las redes sociales.

Internet viene a adecuarse a nuestro nuevo estilo de vida, es rápido y concreto, llena el vacío que dejan los grises de las ciudades en  nosotros, y sin embargo no es suficiente, necesitamos el contacto real, aunque solo sea una vez, o quien sabe.

Conocerse en Red

Nacimiento y dignidad

Estándar

La reciente emisión de Baby-Boom programa de La Sexta ha levantado ampollas abriendo la caja de Pandora.

Me resistí a verlo. Me aterraba verlo, polémicas a parte el acto de nacer levantaba en mi un miedo ancestral, de solo imaginarlo me estremecía, sangre, piel estirada, dolor, un óvalo peludo, piernas que exponen… ¿A qué se debe esto? ¿Por qué hemos desarrollado este pavor a un hecho tan consustancial a la humanidad como el mismísimo nacimiento? Nos alejamos a cada paso de nuestro instinto, llegamos a rechazarlo, volvemos la cara hacia gorritos y polainas, vivimos el parto como un trámite horrendo que nos acerca a nuestra criatura. Entiendo que esta actitud tiene consecuencias, el desconocimiento.

Al menos en mi caso, leí ávidamente libros de lactancia, crianza, apego, psicología, embarazo, yoga y embarazo, alimentación complementaria, desarrollo fetal intrauterino, pero entre tantas páginas ni un párrafo sobre partos. Decidí pasar de puntillas sobre este hecho, mi excusa era no sugestionarme, dormir tranquila, no maquinar situaciones problemáticas y confiar ciegamente en el equipo técnico sanitario. ¿Cuántas mujeres toman la misma decisión que yo? Me arrepiento. La situación que se precipita es una mujer infantilizada, indefensa, vulnerable, ignorante.

Al escuchar hablar sobre el programa afloró mi aprensión, pero comprendí que podría ser una manera de familiarizarme con el parto, asomarme por una ventana y participar del milagro. Reconciliarme con la vida. Pero ¿qué encontramos en este show? Innumerables razones para padecer y mas razones aún para aprender sobre la física de un parto y sobre mis derechos al respecto.

La comunidad bloguera no se hizo esperar y se ha pronunciado al respecto de manera ejemplar:

El Parto es Nuestro pone de manifiesto la opinión de los profesionales. Y la falta de evidencia científica que pone de manifiesto como funcionan por norma los partos en España.

Brillante Vivian Watson con su Baby Boom o el suplicio de parir.

La matriactivista e indignada Jesusa Ricoy-Olariaga.

El Impúdico Baby-Boom de Papá Conejo – Mamá Piojo, que resalta el sobrenombre del programa, “La crudeza de la vida real” cuando deberían hablar de “La crudeza de los paritorios en España”.

En Aprendiz de madre blog del periódico La voz de Galicia su autora nos relata de forma clara los errores cometidos y recoge un muestrario de frases para la “posteridad” pronunciadas en el programa.

Lactando Amando nos habla de La “resaca” del primer episodio de Baby-Boom y de lo decepcionante del tratamiento.

El fabuloso Post de Mimos y Teta que incluye el video de dos partos realmente respetados.

La doula Nuria Otero Tomera expresa sus pareceres al respecto.

En Habichuelas Mágicas se resalta el valor del “reality” a cualquier precio.

La tristeza e impotencia de Aprendiendo de Celia con Baby-Boom (Desastre de la Sexta).

La crónica de Mª Covadonga Mora Delgado de Criando Amando: Baby-Boom, o la triste realidad de muchos partos en España.

Mamá Novata y su Baby-Boom, siempre respetuosa y crítica a la vez.

Y la gran Ibone Olza con Violencia BABY obstétrica BOOM televisada que avanza hasta el activismo.

Y es que no es para menos. No me entretendré relatando una crónica más aunque se podría analizar cada plano y cada palabra. Llamo a la reflexión, las madres, las que parimos estamos protestando, estamos denunciando una situación de violencia obstétrica que se considera con total normalidad. ¿Qué responsabilidad tiene La Sexta? ¿No deberían informarse mucho más? Estoy muy decepcionada con el tratamiento que prima el morbo, que no hace la menor crítica al sistema pero si a las madres que prestan a los telespectadores un momento tan íntimo. Decepcionada con Gemma Nierga y sus declaraciones, tinta el reality con su voz en “off” con total subjetividad dejando mucho, muchísimo que desear. “Hay mujeres muy cobardes” dice, y mujeres muy insensibles para nuestra desgracia.

Las condiciones para que una mujer de a luz dignamente son otras, aconsejo este enlace con este propósito.

Los argumentos de que tenemos mucha suerte, en países del tercer mundo las cifras de muerte perinatal son tremendas, me parecen excusas. Que hay muchos problemas en la actualidad y hablamos de peticiones vacuas o secundarias es sangrante. La dignidad no puede esperar. La reflexión se hace urgente. La realidad solo se modifica alzando la voz, con la información, con el corazón, con empeño. No se puede, ni debe considerar normal parir de esa manera.

“El que llora mama”. Pues lloremos para que se nos escuche y no tengamos miedo a parir, reaprendamos y no dejemos que imágenes como esta dejen poso en nuestro imaginario.

El carnaval de blogs sobre Baby Boom ha sido organizado a través de twitter por un grupo de madres cansadas de ver como la violencia obstétrica se ha normalizado en nuestra sociedad hasta el punto de que sea considerada la práctica “normal” y deseable.

Quienes queráis uniros a la iniciativa y expresar vuestra opinión podéis hacerlo tanto a través de entradas en vuestros blogs como a través de twitter o facebook usando el HT propio del programa #Babyboom o el alternativo #babibun





<!– end InLinkz script →

3×3 dice mucho de una

Estándar

Este Post es de cómo nos relacionamos las mamás blogueras, cómo damos pasos para conocernos mejor, vestimos el armazón de nuestros avatares y ponemos vivencias y cotidianidad detrás de las mujeres que nos escuchan y comparten experiencias con nosotras.
Recibo este juego y esta flor de la mano de Colo de Buceando en mi, gracias por pensar en este blog y en su humilde autora. Sabes como me encanta leerte y agradezco el cariño que demuestras.
El juego consiste en ir desgranando un cuestionario, añadir tres nuevas sugerencias y pasarlo a otros tres blogs. Y comenzamos!
3 cosas que agradeces al día de hoy:
Los abracitos de Marco
El sol en mi cara, en mi pelo, en mis hombros
Las palabras que llegan a su destino

3 cosas que más te gusten de tu físico y por qué:
Mis manos porque son pequeñas
Mi pelo liso, liso y oscuro
Mis ojos, grandes, oscuros y gitanos
3 cualidades de tu persona que más destacas:
La empatía
La generosidad
El entusiasmo
3 deseos para este año que empezamos:
Engendrar a un nuevo hijo
Seguir respondiendo preguntas que me conecten conmigo misma
Que mi entorno encuentre también las respuestas que necesita
3 fechas importantes para vosotros:
El primer encuentro 19-9-2002
Nuestra boda poco usual 28-5-2010
El nacimiento de Marco 14-10-2010
3 regalos que hayais recibido en estas fechas:
Mi Kindle, que adoro
Un gorro de lana que no estoy pudiendo usar por la irrupción de Lorenzo
Unas botas moradas que son una obra maestra
3 lugares en los que has estado y te gustaría volver a estar:
Uff, difícil elegir, tres al azar: Nueva York
San Cristobal de las Casas
Shanghai
3 motivos por los que te gusta formar parte de la blogosfera:
Porque me gusta escuchar y ser escuchada
Encuentro vidas similares y paralelas
Y me llena de alegría conectar, dar cariño y recibirlo
3 libros favoritos:
La insoportable levedad del ser. Milan Kundera
El cuaderno dorado. Doris Lessing
Nubosidad variable. Carmen Martín Gaite

3 cosas que te gustaría hacer y que todavía no has hecho:
Vivir en el extranjero
Tocar en una ópera
Terminar Bellas Artes y pintar sin parar una temporada
3 sitios donde no has estado, pero te gustaría visitar:
Sudáfrica
Canadá
Japón (por ejemplo, mmm y Australia, y Nueva Zelanda y Marruecos…)
 3 de tus comidas favoritas:
Bamba de nata
Jamón (ibérico si puede ser)
La pasta artesanal, ayyy que hambre me está entrando
3 olores que te gusten:
El olor de las personas que quiero, especialmente mi niño
Repostería con chocolate cuando se termina de hornear
Las flores que huelen cuando anochece
3 sueños: (¿cumplidos?):
Ser madre
Vivir de interpretar música
Saberme querida
3 personas:
¿sólo tres? Marco
Mi amor
Y todos los demás
3 colores:
Verde esmeralda
Verde pistacho
Verde limón
3 nombres de chica:
Maia
Naia
Sonia
3 nombres de chico:
Marco
Diego
Orfeo
3 estados de ánimo que sueles tener a menudo:
Alegre
Melancólico casi neurótico, según el caso
Entusiasta
3 momentos de tu vida:
El nacimiento de Marco
La primera vez que toqué con una orquesta (y la segunda, y la tercera ;-))
La primera cita con mi amor
3 animales:
Gato
Según que perros
Los pájaros
3 canciones:
Consagración de la Primavera. Stravinsky
Concierto para clarinete. Aaron Copland
Quinteto de cuerda y clarinete. J. Brahms

3 películas:
Drácula. Copolla
Vértigo. Hitchcock
Annie Hall. Woody Allen

3 sitios de la ciudad en la que vives:
La Alhambra y sus inmediaciones
El paseo de los tristes
La plaza de Santo Domingo
3 mentiras piadosas:
Esto se me da tan mal…
Bueno hay una ¿te he despertado? Noooo, que va, estaba por aquí haciendo cosillas
Soy tan diplomática que no me hace falta decir mentiras 😉
3 personajes públicos que te repateen:
Jose Mª Aznar
Mª Dolores de Cospedal
Eduard Estivill (por mencionar algunos nacionales)
3 cuentos infantiles:
Hansel y Gretel
Peter Pan ( 😉
Alicia en el país de las maravillas
3 cosas que te recuerdan a tu niñez:
Las tortas de azúcar
El comecocos
Las barriguitas
3 juegos de mesa:
El monopoli
El trivial
El ajedrez
3 personajes públicos que te gusten:
Gaspar Llamazares cuando no toca el tema de la maternidad
Eva Hache
Rafael Nadal (jajaja, que me encanta)
3 personas (púbicas o no) a las que admires:
A mi amor porque es tan inteligente y tan guapo, tan ingenuo, tan bonico…
A mi madre por ser tan generosa, toda amor, contra viento y marea.
Y a toda la gente de mi universo por entenderme, quererme, aguantarme…
3 cosas que harías/comprarías… si te tocara un premio muy gordo en la lotería:
Si el premio es muy gordo produciría lo que queda de Carnivale, eso no se hace, no se deja a la gente a medias
Fundaría una Escuela Libre tipo Waldorf que en Granada no hay
Compraría zapatos para todos, a la moda y con piel de la buena, como dios manda
3 puntos negativos de tu carácter:
Me decepciono con rapidez, las expectativas rara vez se cumplen porque…
Soy ingenua y
Muy perfeccionista
3 palabras:
Amor
Música
Igualdad
3 flores:
Margaritas
Orquídeas
Rosas
3 regalos para una misma:
Un masaje y un spa
Unos zapatos si la situación es desesperada
Un café con libro al sol en el balcón
Wuau!! Ahora me toca añadir 3 cuestiones más:
3 Pintores o cuadros
3 Series
3 Aficiones, hobbies o actividades
Para terminar pasaré el juego a otros 3 blogs que me encantan:
Marián, de De repente mami
Desmadreando, de Desmadreando