Archivo de la etiqueta: nacimiento

3 años de Maia

Estándar

IMG_7556

Tres años ha que te me deslizaste, tres años ha que me miraste y cómo brillas a mis ojos que soy tu madre. Contemplarte es lo que adoro cuando estoy contigo, siempre lo he hecho pero de un tiempo a esta parte te me apareces como un milagro, y te contemplo y me maravillo ¿de dónde has sacado esos ojos? ¿dónde aprendiste ese caminar de brincos y pura gracilidad? Pareces un hada, saltando, mirando, escuchando y ya también contando. Cómo me gusta escucharte, se que me descubres sonriendo ampliamente, pero no puedo disimular cuánto me maravilla tu parlamento y no me río de ti, es que me devienes irresistible, casi me hipnotizas.

¿Qué podría contarte de éste, tu tercer año? Ha sido sin duda el año en el que te dejamos ir un poquito, emprendiste tu camino por las escuelitas que elegimos para ti y completamente adaptada, feliz y segura también nos hiciste zozobrar, seguramente nos hicimos zozobrar. Mi espina siempre es esta ¿cuándo? ¿cuándo es el momento de dejaros marchar? La culpabilidad me toca más ahí que en cualquier otro sitio y aunque te adaptaste Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Nacimiento y dignidad

Estándar

La reciente emisión de Baby-Boom programa de La Sexta ha levantado ampollas abriendo la caja de Pandora.

Me resistí a verlo. Me aterraba verlo, polémicas a parte el acto de nacer levantaba en mi un miedo ancestral, de solo imaginarlo me estremecía, sangre, piel estirada, dolor, un óvalo peludo, piernas que exponen… ¿A qué se debe esto? ¿Por qué hemos desarrollado este pavor a un hecho tan consustancial a la humanidad como el mismísimo nacimiento? Nos alejamos a cada paso de nuestro instinto, llegamos a rechazarlo, volvemos la cara hacia gorritos y polainas, vivimos el parto como un trámite horrendo que nos acerca a nuestra criatura. Entiendo que esta actitud tiene consecuencias, el desconocimiento.

Al menos en mi caso, leí ávidamente libros de lactancia, crianza, apego, psicología, embarazo, yoga y embarazo, alimentación complementaria, desarrollo fetal intrauterino, pero entre tantas páginas ni un párrafo sobre partos. Decidí pasar de puntillas sobre este hecho, mi excusa era no sugestionarme, dormir tranquila, no maquinar situaciones problemáticas y confiar ciegamente en el equipo técnico sanitario. ¿Cuántas mujeres toman la misma decisión que yo? Me arrepiento. La situación que se precipita es una mujer infantilizada, indefensa, vulnerable, ignorante.

Al escuchar hablar sobre el programa afloró mi aprensión, pero comprendí que podría ser una manera de familiarizarme con el parto, asomarme por una ventana y participar del milagro. Reconciliarme con la vida. Pero ¿qué encontramos en este show? Innumerables razones para padecer y mas razones aún para aprender sobre la física de un parto y sobre mis derechos al respecto.

La comunidad bloguera no se hizo esperar y se ha pronunciado al respecto de manera ejemplar:

El Parto es Nuestro pone de manifiesto la opinión de los profesionales. Y la falta de evidencia científica que pone de manifiesto como funcionan por norma los partos en España.

Brillante Vivian Watson con su Baby Boom o el suplicio de parir.

La matriactivista e indignada Jesusa Ricoy-Olariaga.

El Impúdico Baby-Boom de Papá Conejo – Mamá Piojo, que resalta el sobrenombre del programa, “La crudeza de la vida real” cuando deberían hablar de “La crudeza de los paritorios en España”.

En Aprendiz de madre blog del periódico La voz de Galicia su autora nos relata de forma clara los errores cometidos y recoge un muestrario de frases para la “posteridad” pronunciadas en el programa.

Lactando Amando nos habla de La “resaca” del primer episodio de Baby-Boom y de lo decepcionante del tratamiento.

El fabuloso Post de Mimos y Teta que incluye el video de dos partos realmente respetados.

La doula Nuria Otero Tomera expresa sus pareceres al respecto.

En Habichuelas Mágicas se resalta el valor del “reality” a cualquier precio.

La tristeza e impotencia de Aprendiendo de Celia con Baby-Boom (Desastre de la Sexta).

La crónica de Mª Covadonga Mora Delgado de Criando Amando: Baby-Boom, o la triste realidad de muchos partos en España.

Mamá Novata y su Baby-Boom, siempre respetuosa y crítica a la vez.

Y la gran Ibone Olza con Violencia BABY obstétrica BOOM televisada que avanza hasta el activismo.

Y es que no es para menos. No me entretendré relatando una crónica más aunque se podría analizar cada plano y cada palabra. Llamo a la reflexión, las madres, las que parimos estamos protestando, estamos denunciando una situación de violencia obstétrica que se considera con total normalidad. ¿Qué responsabilidad tiene La Sexta? ¿No deberían informarse mucho más? Estoy muy decepcionada con el tratamiento que prima el morbo, que no hace la menor crítica al sistema pero si a las madres que prestan a los telespectadores un momento tan íntimo. Decepcionada con Gemma Nierga y sus declaraciones, tinta el reality con su voz en “off” con total subjetividad dejando mucho, muchísimo que desear. “Hay mujeres muy cobardes” dice, y mujeres muy insensibles para nuestra desgracia.

Las condiciones para que una mujer de a luz dignamente son otras, aconsejo este enlace con este propósito.

Los argumentos de que tenemos mucha suerte, en países del tercer mundo las cifras de muerte perinatal son tremendas, me parecen excusas. Que hay muchos problemas en la actualidad y hablamos de peticiones vacuas o secundarias es sangrante. La dignidad no puede esperar. La reflexión se hace urgente. La realidad solo se modifica alzando la voz, con la información, con el corazón, con empeño. No se puede, ni debe considerar normal parir de esa manera.

“El que llora mama”. Pues lloremos para que se nos escuche y no tengamos miedo a parir, reaprendamos y no dejemos que imágenes como esta dejen poso en nuestro imaginario.

El carnaval de blogs sobre Baby Boom ha sido organizado a través de twitter por un grupo de madres cansadas de ver como la violencia obstétrica se ha normalizado en nuestra sociedad hasta el punto de que sea considerada la práctica “normal” y deseable.

Quienes queráis uniros a la iniciativa y expresar vuestra opinión podéis hacerlo tanto a través de entradas en vuestros blogs como a través de twitter o facebook usando el HT propio del programa #Babyboom o el alternativo #babibun





<!– end InLinkz script →